Así es el nuevo Android Ice Cream Sandwich

Empresas

Android, el sistema operativo para dispositivos móviles de Google, sigue creciendo.

Ya va por su versión 4.0 y fiel a su costumbre esta nueva actualización sigue teniendo nombre de postre, Ice Cream Sandwich. Se presentó hace unas horas en el evento Samsung que también sirvió para dar a conocer su móvil Galaxy Nexus. El nuevo SO estará disponible para instalar en móviles y tablets a principios del año próximo y promete ser más sólido, más intuitivo y aunque en la presentación la demo no fue exhaustiva sí que permite reseñar una buena cantidad de interesantes prestaciones que te enumeramos a continuación.

El comienzo no puede ser otro, porque tiene que ver con la propia forma de comenzar a usar el dispositivo, pero además es una de las nuevas funciones más interesante.

Ya no hará falta que memorices el PIN o un patrón que debas dibujar en la pantalla táctil, ni siquiera tendrás que poner tu dedo en un sensor de huella dactilar. Todo eso ha pasado a la historia. Ahora es mucho más sencillo que tu móvil sólo puedas usarlo tú, basta con mirar a su cámara frontal (la que usas para videoconferencia) y dejar que mediante reconocimiento facial tu rostro sea tu contraseña.

Las aplicaciones tienen ahora su propia pestaña y también es más sencillo crear nuevas carpetas y utilizarlas al estilo iOS. Si te gusta lo que ves en pantalla para hacer una captura basta con presionar la combinación de teclas “volumen -” + “botón de encendido”.

Ahora las notificaciones muestran pequeños iconos con la fotografía del comunicante. Las notificaciones pueden ser eliminadas de la pantalla de avisos desplazándolas de izquierda a derecha, algo que será familiar a los usuarios de CyanogenMod.

El reconocimiento de voz a texto es mucho más eficaz y se efectúa en tiempo real, van apareciendo las palabras conforme las pronuncias y el sistema las reconoce, ya no tienes que ir haciendo pausas al final de cada frase hasta que el texto al completo aparezca en pantalla.

En cuanto al navegador, ahora los Favoritos están sincronizados con Chrome mediante tu cuenta Google. Una utilísima función es la que permite marcar una página, guardando su contenido, para leer más tarde cuanto estés offline. No lo hace al estilo Read It Later pero sí guarda el contenido de la página tal y como lo estás visualizando para poder consultarlo posteriormente con más calma.

En Gmail ahora tienes una vista previa de cada mensaje en la que aparecen dos líneas de cada uno por lo que a veces no necesitarás ni abrirlos. Verás en la parte inferior de la captura de pantalla un botón específico de búsqueda. Puedes variar esta configuración pero ahora guarda los mensajes de los últimos 30 días para buscar en ellos.

También en el Calendario se han introducido cambios que hacen que su manejo sea semejante al de la versión web para ordenador, pudiendo moverte por el mismo desplazando la pantalla con los dedos o haciendo zoom sobre una parte del mismo pinchando.

La cámara ha mejorado su funcionamiento haciendo que disminuya el tiempo necesario para que se realice la apertura del obturador, lo que se hace de manera casi instantánea y sin tiempo de carga entre foto y foto. Además se puede acceder a la cámara directamente desde la pantalla aunque esté bloqueada lo que hace más rápido el comenzar a fotografiar.

Dejamos para el final la función Android Beam que permite intercambiar información entre dos móviles que dispongan de la tecnología NFC con algo tan sencillo como hacer que se toquen. Artículos, mapas, enlaces… pasan de un dispositivo a otro poniendo en contacto sus partes traseras en plan “choca esos cinco”.

Google sigue con la costumbre de bautizar las versiones de su SO con nombres sabrosos siguiendo además un orden alfabético. Tras Froyo (por FROzen YOghourt, yogur helado) llegó Gingerbread (bizcocho de jenjibre) y después Honeycomb (panal de miel). Ya sabemos que el 5.0 empezará por J y seguirá teniendo nombre de postre. De momento degustemos este sandwich helado.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor