BeoVision 4, 65 pugadas de plasma [veredicto: el plasma no morirá mientras alguien pague por él]

Empresas

beovision4

Amantes de la elegancia, bolsillos generosos, creyentes del plasma: Bang & Olufsen ha vuelto a hablar. El oráculo del diseño tecnológico, con perdón de Apple, lanzará este mes en España BeoVision 4, una pantalla de plasma con un brazo robotizado (esa cosita en la esquina superior derecha) que tiene una cámara en su extremo que se despliega cada 100 horas de uso, si no se lo pedimos antes, mide una imagen de prueba de la pantalla y ajusta su temperatura de color.

beovision4-1

El sistema de revisión tiene el sofisticado nombre de Automatic Colour Management, surgido en plena tormenta de ideas en las oficinas danesas (gracias Iván) de Bang & Olufsen. La pantalla está disponible en dos modelos: 50 pulgadas (127x79x11 cm y un peso de 52 kg) y 65 pulgadas (159,5×96,6×18,6 cm y un peso de 88 kg), soporta 1080p e incluye un altavoz central BeoLab 10, que es ese bicho de 16 kg con forma de flecha invertida.

El auge del LCD parece que relega cada vez más el plasma a un coto reducido, pero Bang & Olufsen no lo quiere dar por muerto. El precio del dispositivo es tan abusivo como es habitual de 15.750 euros, lo que incluye un cable IR de 5 metros, pero no el resto del salón que se ve en la imagen. Claro que si ya tienes ese salón, lo mismo te lo puedes permitir.

Autor: rmcdf