Dale unas vueltas a la tinta y cabrá más en el mismo sitio

Empresas

Mira que da rabia que el bolígrafo se quede sin tinta en mitad de la carta que le estás mandando a la novia.

O en mitad del exámen. O del momento angustioso en que el jefe te está dando la lista de tareas que sí o sí tienen que estar terminadas a final de la semana y no te atreves a interrumpirle para decirle que hace 5 minutos que se te acabó la tinta del boli , que hace 4 minutos que estás memorizando lo que te dice y que llevas 3 minutos incapaz de acordarte de nada de puro pánico.

Quizá todo eso pase al olvido si finalmente este diseño de recambio de tinta para boligráfos llega a convertirse en realidad. Un diseño en el que se nota que le han dado vueltas a la cuestión. Y aún hay más.

Alguien debió pensar que de alguna manera tenía que meter más tinta en el mismo sitio.

Fïsicamente imposible. Lo único que se puede conseguir es optimizar el espacio disponible. El hueco interior del bolígrafo puede dar mucho de sí. Basta con cambiar un tubo recto por uno espiral.

Un giro que permite duplicar la cantidad de tinta, por tanto duplicar la duración del tiempo que pasará hasta que te quedes mirando al bolígrafo preguntándote ¿ya? ¿tan pronto?

El diseño, obra de los inevitables Yanko, aún no está disponible comercialmente, pero ¿a qué están esperando? ─Antonio Rentero [Yanko Design]

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor