Duerme bien fresquito con almohada Polar-Pillow

Empresas

Si hay una cosa que no puedo sufrir es no poder dormir por el exceso de calor. En las cálidas noches estivales las sábanas se pegan al cuerpo y el sudor de la cabeza deja al cabo de poco rato la almohada impracticable, la noche se hace larga y no hay manera de encontrar una buena postura.

Ahora llega la almohada Polar-Pillow para intentar solucionarnos todos estos problemas. Según promete su fabricante esta almohada high-tech nos proporcionará una sensación de frescor que nos ayudará a descansar mejor. Además no necesita de enchufe ni baterías, ni tampoco ponerla con anterioridad en el refrigerador, ¿Pero cómo funciona? Una explicación digna de la más trasnochada teletienda tras el salto

La parte azul de la Polar-Pillow está rellena de un gel endotérmico que utiliza el frescor de la temperatura ambiente de la habitación para disipar el calor del cuerpo. Tampoco exageremos, la almohada nunca llega a estar totalmente fría, pero si conserva durante casi toda la noche una “frescura” que la hace muy confortable y apetecible, especialmente en esas calurosas noches de verano.

Además de tener la cabeza bien fresquita esta almohada os convertirá directamente en un temible contendiente en las típicas batallas de almohadones, puesto que los 5,7 kilos que registra la Polar-Pillow (es evidente que el gel pesa bastante más que las plumas) nos proporcionarán un arma ideal para dejar knockout al primer golpe a cualquiera que se atreva a retarnos.

Dormir bien fresquito y sin angustias en las cálidas noches de Agosto no tiene precio, pero esta bonita almohada azul sí lo tiene: 100 dólares. ¿Valdrá la pena el desembolso? Que tengamos además refrescantes sueños en nuestro descanso no viene garantizado. ─ [PolarPillow]

Lea también :
Autor: Doleo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor