El e-commerce contra la crisis

Movilidad

Pablo Nowenstein, fundador de Emailing Network, desgrana para NetMediaEurope como ya hiciera en la feria OME cómo el comercio electrónico puede ser el mejor aliado en tiempos de recesión.

¿Recordáis cuando a finales de 2005 se cuestionaba la fiabilidad de comprar por Internet y casi nadie se atrevía a utilizar sus tarjetas de crédito para hacer transacciones online? Hace poco más de tres años Internet se usaba como un mero canal de información, no se indagaba entonces en la infinidad de posibilidades de negocio que tenía.

Parece que lo nuevo cuesta, pero en España, cuando nos ponemos las pilas, nos las ponemos en serio, nos disciplinamos y somos capaces de remar juntos en la misma dirección si intuimos que obtendremos un beneficio. Así sucedió con la incursión del teléfono móvil en nuestro país, en apenas dos años pasamos de estar por debajo de la media europea a tener más líneas que habitantes.

La historia se ha repetido ahora con Internet y el comercio electrónico. Hemos pasado de un volumen de negocio de 1.800 millones de euros en 2005 a superar en 2008 los 5.000 millones de euros en las transacciones online. Las cifras hablan por sí solas y ponen de manifiesto que Internet ya no es sólo una oportunidad sino que se ha convertido en una verdadera necesidad.

A lo largo de estos años, hemos descubierto las posibilidades del e-commerce y su capacidad estratégica para mejorar la competitividad de las empresas. Hemos comprobado que el comercio electrónico no sólo resulta beneficioso para las grandes compañías, sino también para las pequeñas y medianas empresas que ven Internet como un canal con el que pueden llegar a más clientes de una manera rápida y eficaz.

Y por si fuera poco, hemos visto que este canal ha abierto las puertas del comercio internacional a muchas pymes para las que, de otro modo, hubiera sido casi imposible penetrar en ciertos mercados.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor