El progreso de la banda ancha

Movilidad

Iniciativas que basan su piedra angular en el desarrollo de infraestructuras TIC pueden originar arquetipos económicos y sociales que acaben con las diferencias.

La brecha digital, ese desequilibrio puntual que provoca que los menos favorecidos económicamente se integren con dificultad en la era de las Nuevas Tecnologías, podría ver muy reducido su ámbito de influencia gracias a la puesta en marcha de una estrategia que, dado su carácter, implicaría un nuevo sistema online.

La iniciativa tiene como objeto fundamental el desarrollo de infraestructuras de banda ancha que permitan a nivel mundial el acceso a Internet a alta velocidad. Además, en esta decisión vía satélite no sólo se verán inmersas las operadoras más destacadas del momento, sino que tanto las instituciones públicas repartidas por todo el planeta como los organismos internacionales pertinentes se convertirán en co-anfitriones de tan especial maniobra.

El sector TI y particularmente el segmento Internet no podía recibir mejor noticia. El avance tecnológico que supone una empresa de esta envergadura y la complejidad que le acompaña en términos de regulación, organización y normalización, viene, sin embargo, de la mano de una dinámica social que fusionará los puntos cardinales de este mundo como nunca antes se había visto.

La banda ancha y el medio interactivo liderarán las comunicaciones del futuro y, desde el satélite, los menos pudientes también podrán beneficiarse de las próximas ondas electrónicas. En un entorno en el que las diferencias se minimizan y donde el progreso se comparte.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor