El puñetazo de los 500.000 voltios [Veredicto: ¡zas! en toda la cara]

Empresas

Que te den un puñetazo ya es bastante doloroso.

Pero si acompañamos el impacto con… pongamos… una descarga de 500.000 voltios… No estamos hablando de pelearte con Iron Man pero casi. Serían las consecuencias de pasarte de la raya con el propietario de uno de estos puños eléctricos de BodyGuard. Y aún hay más.

El brazo de la armadura de Tony Stark debe parecerse un poco al brazo de BodyGuard.

Además de la propia protección que su estructura de nylon balístico ofrece viene acompañado con una mira laser, una videcámara, un taser y ya puestos un poder persuasivo bastante importante. Si fuese blanco nos recordaría a Buzz Lightyear pero en negro casi parece más propio de un Batman con malas pulgas.

La idea del brazo surgió tras un ataque de un león en un parque de Orange County que terminó con una víctima mortal y un herido. David Brown, un cámara, editor y productor que ha trabajado con Rage against the machine, Snoop Dogg y Kevin Costner tuvo la idea de este brazo armado y electrificado y en sólo 48 horas ya disponía de un prototipo preliminar.

Siete años y 30 prototipos después lo ofrece a cuerpos policiales y de seguridad. La idea es que la cámara de vídeo recoja la actuación cuando alguien violento se niega a deponer su actitud. Al parecer saber que se está grabando hace que algunos cooperen. Si eso no ayuda el láser verde apuntando al pecho del intranquilo ciudadano sería lo siguiente. A continuación como argumento de sosiego estarían las chispas del taser, y si no queda otro remedio ¡medio millón del voltios para el ganador!

En el siguiente enlace podéis encontrar más detalles, diseños y hasta un vídeo del guante en acción. ─[PopSci]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor