El televisor que nos llega

Empresas

La variedad de tecnologías de televisión que hay en el mercado se incrementará en breve con otras de lo más atractivo.

Primero fue la pantalla plana frente al tradicional CRT, después los televisores de plasma frente a los LCD, se añadió la alta definición y los 1080p y ahora tenemos los 50Hz frente a los 100Hz, junto con la batalla HD DVD vs Blu-ray. Pero estas Navidades veremos alguna sorpresa más.

Los consumidores están algo más que confundidos entre tanta tecnología al enfrentarse a tantas opciones. En los últimos los años fabricantes de electrónica de consumo, desde Samsung a LG o Sony, han añadido nuevas características a sus televisores de pantalla plana, ya sean conectores HDMI, sintonizadores TDT integrados o incluso grabadores de contenido.

En agosto Hewlett-Packart lanzará al mercado americano versiones de 42 y 47 pulgadas de sus televisores de cristal líquido capaces de conectarse de manera inalámbrica a Internet. Los nuevos modelos, llamados MediaSmart TV, pueden reproducir películas, música y fotos almacenadas en un ordenador personal conectado a la red. A finales de este año Samsung Electronics, el mayor vendedor de paneles LCD del mundo, lanzará un televisor de plasma inalámbrico que, por primera vez, está asociado con un dispositivo aparte capaz de almacenar el contenido de la televisión. Los consumidores pueden utilizar este dispositivo para conectar otros, como PCs, videocámaras o consolas, de manera inalámbrica al televisor. Sharp, por su parte planea añadir tecnología de conexión de redes a sus paneles Aquos el próximo año.

Incluso Microsoft parece querer entrar en el negocio del televisor después de comprar el 12 por ciento de Chinese TV este mes.

Del lado de los consumidores el televisor, centro de los salones desde su llegada a los hogares, se empieza a convertir el gran periférico al que conectas la consola, el sintonizador, el disco duro, etc. No hace mucho un encuesta sacaba a relucir que la televisión que vemos es la que descargamos de Internet. Y es que la programación, no ayuda demasiado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor