Espinilleras de fútbol detecta faltas [Veredicto: ¿La solución contra el fútbol karateka holandés?]

Empresas

Después de cada partido de fútbol siempre pasa lo mismo, que si los árbitros son lo peor, que vaya robo, que las cosas deberían cambiar… Lo cierto es que si con los satélites ya podemos hasta verle el culo a una hormiga controlar un partido de fútbol no parece tan difícil.

El problema no son los medios ni la tecnología, sino que el fútbol sin polémica no tendría sentido, por lo que cualquier intento de controlarlo es absurdo. Pero dentro de lo absurdo las espinilleras detectoras de faltas se llevan la palma.

Las espinilleras cuentan con dos sensores, por un lado un sensor de proximidad que sólo se comunica entre ellas, por otro un sensor de impacto. De esta manera la falta se detecta cuando ambos sensores se activan, es decir un impacto con otra espinillera.

Así de manera abstracta parece hasta una buena idea, pero claro, el que ha inventado esto probablemente no ha jugado mucho al fútbol porque muchas patadas no llegan a las espinilleras, aparte de las otras miles de posibilidades de faltas.

¿Tiene esto sentido o uso real? Ninguno, pero curioso es un rato, aunque ya puestos a invertir dinero ¿por qué no crean balones que se deformen y con efectos especiales como en Óliver y Benji?— Dani Burón [IEEE]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor