F3DM, el primer coche híbrido que se enchufa, empieza a venderse en China

EmpresasInnovación

Resulta paradójico que el primer coche híbrido que se carga enchufándolo a la corriente alterna habitual en nuestros hogares se comercialice en China, la verdadera Meca de la polución y los desperdicios electrónicos. O quizá es donde más falta hace. En cualquier caso, BYD Auto ha escogido China para empezar a vender, esta misma semana, su F3DM. Claro que su precio de más de 15.000 euros destina el vehículo a organismos gubernamentales y otras entidades corporativas. Más detalles, después del salto.

En estaciones especiales, el vehículo tarda 10 minutitos en cargarse a mitad de capacidad, aunque tarda 7 horitas en cargarse completamente en un enchufe de pared normal. Con la carga completa, aguanta  casi 100 kilómetros del tirón. La energía eléctrica se apoya en un motor de gas de 1 litro, utilizado para recargar las baterías cuando no hay un enchufe cerca.

Aunque está bien que no emita los gases habituales de los coches, el F3DM debe de llevar la factura de la electricidad hasta cotas estratosféricas, aumentando por otro lado la huella de carbono de sus poseedores. Supongo que debe de compensar, aunque desde luego no es la solución verde definitiva.

Hay muchos fabricantes de coches que han anunciado planes para poner a la venta un híbrido enchufable, aunque la fecha de lanzamiento más próxima es 2010. Es curioso lo poco que ha tardado BYD, una empresa que comenzó creando baterías de móviles en 1995 y sólo entró en el sector de los coches en 2003, comprando una empresa de coches en bancarrota. — Rafa M. Claudín [NYT]

Autor: rmcdf