Google, investigada por inflar sus tarifas publicitarias a Microsoft

CloudEmpresasMarketingPublicidadRegulación

La compañía de Mountain View podría haber aumentado las tasas de anuncios para su competidora 50 veces sobre el precio real.

Google se verá las caras en los juzgados nuevamente con uno de sus grandes rivales, Microsoft. Los de Redmond habrían solicitado a los organismos antimonopolio de Estados Unidos que abra una investigación en referencia a las prácticas ilegales de Google al fijar los precios de sus anuncios.

Según la denuncia de Microsoft, los de Mountain View podrían haber incrementado de forma ilegal y premeditada sus tarifas de anuncios en hasta 50 veces. Así lo recoge Bloomberg, de acorde a una fuente cercana al caso. En principio, las quejas de la empresa de Steve Ballmer se habrían incluido en una investigación de mayor calibre que habría comenzado a principios de año, según dicha fuente.

Microsoft ha reconocido a través de un portavoz que se habría presentado una denuncia contra Google en materia publicitaria. “No se debe permitir adoptar prácticas que restringen a otros que quieren innovar y ofrecer alternativas competitivas. Eso es lo que se está haciendo ahora”, ha comentado Jack Evan, portavoz de la firma de Redmond.

La empresa de la gran G ha negado las acusaciones, arguyendo que la compañía no conocía las alegaciones de Microsoft respecto a los anuncios y que las tarifas se determinan en parte dependiendo de la relación de un anuncio con la búsqueda que realiza un usuario. “Una de las razones por las cuales nuestro sistema de anuncios funciona tan bien es que se basa en mostrar anuncios relevantes para los consumidores”, explican.

El caso se suma a la pugna legal que ya tienen abierta ambas corporaciones. A finales de marzo Microsoft comunicaba su decisión de demandar a Google en Estados Unidos por abuso de posición dominante.

Por otro lado, Google está haciendo frente a otras investigaciones anticompetencia en materia de búsquedas. Ayer el ex CEO y actual presidente de Google, Eric Schmit comparecía ante el Comité Judicial del Senado de los EE.UU, asegurando que su compañía “no había amañado nada” para favorecer sus propios productos en los resultados por encima de los de sus rivales. La denuncia este caso proviene de compañías como Yelp, Expedia y NexTag.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor