Herzog & de Meuron, arquitectos de moda, vienen a Madrid y hacen una galleta mojada en ¿hierba?

Empresas

Así que Herzog y de Meuron, diseñadores del Estadio Olímpico de Pekín, la torre Jenga en Nueva York o el Project Triangule de París, vienen a Madrid y hacen… ¿Una torre galleta bañada en té? El diseño, creado para el banco BBVA, está bien, pero no parece a la altura de los que le han precedido. La idea es crear un oasis de inspiración árabe en los desérticos suburbios de Madrid. De veras lo llaman desierto, igual no saben que la fiebre del ladrillo es la que lo creó. En fin, si hacemos borrón y cuenta nueva, lo que queda no está mal del todo:

Los edificios principales son largos, horizontales y de sólo tres plantas de altura. Entre unos y otros habrá un enjambre de árboles varios, diferentes en cada zona. Un “microclima análogo al de un jardín árabe”. Y en un lado, una placita en la que se incrusta esa torre-galleta.

En cuanto a las ya imprescindibles energías renovables, los tejados estarán cubiertos de células fotovoltaicas y además podrá procesar el agua de lluvia que caiga en el desierto. La temperatura de los suelos estará regulada con agua y la de los jardines estará controlada. Como lugar de trabajo, desde luego está mejor que el mío. — Rafa M. Claudín [Dezeen]

Lea también :
Autor: rmcdf