Hogar Conectado, la nueva era del entretenimiento multimedia doméstico

Movilidad

Miguel Churruca, director de Marketing de Blusens Technology, reflexiona sobre el nuevo paradigma de entretenimiento doméstico.

La tecnología es una constante en el ser humano. A medida que avanzamos en el tiempo, la incorporamos cada vez más en nuestras rutinas, ya sean de trabajo o de ocio. Hace ya tiempo que la implementamos en nuestros hogares, pero de cómo la conocíamos antes a cómo es ahora, hay todo un mundo.

Hasta hace no mucho, la televisión era el centro neurálgico de la casa en cuanto a entretenimiento se refiere y todos nos agrupábamos entorno a ella. Hoy día, hemos incorporado nuevas formas de entretenimiento en el hogar: reproductores de video, audio, DVD o Blu-ray, videoconsolas, PCs, ordenadores portátiles, Internet, etc. Todo un mundo de ocio tecnológico que nos ofrece un amplio abanico de posibilidades de entretenimiento en función de gustos y edades.

Pero incluso esto se ha quedado obsoleto. La tecnología avanza a pasos agigantados velando por nuestra comodidad. Imagínense que todos estos dispositivos estuvieran interconectados unos con otros dentro del hogar, pero que a su vez, estuvieran conectados con el mundo exterior, y todas las posibilidades que ello representa, a través de Internet. Que uno pueda estar en el salón viendo con pasión el partido de la semana, mientras su pareja disfruta del último estreno directamente en su segundo televisor sin necesidad de acudir al cine y su hijo aprende a tocar la guitarra con los video-tutoriales de Youtube. Ello es lo que se conoce como Hogar Conectado. Un concepto, el de Hogar Digital, sobre el que descansan las nuevas tecnologías para crear redes domésticas transparentes para el usuario, incluso enviando datos a través de la red eléctrica, y capaces de ofrecer velocidades de transferencia muy por encima de lo que hoy en día se consigue con WiFi.

Dentro del paradigma de Hogar Conectado, se define un nuevo ecosistema de productos de ocio y entretenimiento, que permiten al usuario disfrutar de sus contenidos (películas, música, Televisión Digital Terrestre, IPTV…) en cualquier punto del hogar, e incluso fuera de él de una manera remota (placeshifting).

La tendencia en el consumo de televisión va dirigida a los contenidos a la carta. Tecnologias como Vídeo bajo Demanda (VoD), Over The Top (OTT) vídeo, y contenido IPTV, son y serán claves en la experiencia del Hogar Conectado. Por otro lado, así se democratiza el uso de los contenidos de Internet, sin limitarlos a la hegemonía del ordenador, por lo que cualquier persona puede acceder a la red de forma sencilla y desde su televisor para disfrutar de sus películas, videos, canciones o contenidos favoritos.

Resumiendo, el espectador ha perdido esa pasividad que se le suponía años atrás. Ahora, es un sujeto activo e interactivo que demanda contenidos en el lugar y momento que él desea. El contenido es el rey, decimos, pues permitir que el usuario acceda a sus contenidos preferidos en cualquier momento y lugar es la clave del ocio digital de nuestro tiempo. La pregunta ya no es “qué dan en la tele” sino “qué me apetece ver y dónde”. El reto es conseguir que el usuario tenga alternativas al ordenador y pueda disfrutar de los contenidos audiovisuales en el medio para el que fueron creados: la televisión.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor