KPN despedirá a 5.000 empleados

EmpresasMovilidadSmartphones

El aumento de los smartphones está dañando los ingresos de las llamadas de voz y el envío de los SMS, perjudicando las cuentas de la operadora holandesa.

La empresa de telecomunicaciones holandesa Royal KPN, conocida en España por su operadora móvil virtual Simyo, ha anunciado un recorte de 5.000 empleos como consecuencia de las “dificultades” del mercado local.

Además, la teleco ha realizado una advertencia respecto a sus resultados económicos para este año, que alcanzarán los 5.300 millones de euros de Ebitda frente a los 5.480 previamente previstos. Además, la nueva previsión excluye los entre 250 y 300 millones de euros en costes de reestructuración y el despido de entre 4.000 y 5.000 empleados entre 2011 y 2015, lo que supondría entre un 20 y un 25% de su fuerza de trabajo.

La rápida adopción de smartphones en los Países Bajos está haciendo que los consumidores utilicen menos mensajes de texto y llamadas de voz a favor de las llamadas a través de Internet, más económicas.

Eelco Blok, CEO de KPN, ha reconocido que se enfrentan a una tendencia negativa. Blok, quien recientemente se hizo  cargo de la compañía, ha dicho que ha decidido acelerar las inversiones relacionadas con su nueva estrategia con el objetivo de hacer que el negocio holandés sea más fuerte.

Desde la propia operadora aseguran que los ingresos generados por los consumidores serán menores de lo esperado en los Países Bajos y que las reducciones de costes no son suficientes para compensar la disminución de los ingresos.