La Enciclopedia Britannica no se imprimirá más

Empresas

Por alguna extraña razón, cuando aparecían nuevas tecnologías de transmisión de datos, normalmente junto con la velocidad en bps se nos ofrecía una extraña conversión en tiempo en que tardaba en transmitir la Enciclopedia Britannica. Pues bien, este curioso modelo para unidades de velocidad de datos y de consulta del saber universal en inglés ya no volverá a ser impreso. La empresa acaba de anunciar que tal como están las cosas, ya sólo tiene sentido ponerla en Internet, o como mucho en DVD.

La Enciclopedia Británica es la enciclopedia de habla inglesa más antigua que todavía existe. Su inicio fue en Escocia, en el año 1768, y su primera edición tardó 3 años en confeccionarse y sus 3 volúmenes hacían un total de 2.670 páginas.

Aunque se llame Britannica, desde el año 1901 es estadonidense y la última edición impresa es de 2010, con 32 volúmenes, 58 kg de peso y un precio escalofriante de 1.395 dólares.

Sus continuas referencias se deben a su enorme popularidad en EEUU en  1990, momento en el que llegó a vender más de 120.000 enciclopedias completas, para ir luego cayendo en picado, gracias a Internet y sobre todo la Wikipedia, hasta los 8.000 que se vendieron el año pasado. Todavía existen 4.000 más, que son las últimas copias impresas que existan.

¿Cómo pueden sobrevivir? Pues es normal ya que las copias impresas sólo suponen el 1% de los ingresos de la compañía. Ante esto finalmente han decidido dejar de imprimirla, hecho por cierto totalmente acorde con que el mundo se vaya a acabar este año. Total, para que enciclopedizar nada más.

Pero tranquilos que seguirá viva en internet de manera digital, aunque por supuesto pagando una cuota anual, actualmente de 70 dólares y con medio millón de suscriptores, frente a la gratuidad de la Wikipedia. [NYTimes]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor