La Policía se incauta de Certificados para XP

CloudGestión Cloud

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han intervenido por primera vez en Europa Certificados de Autenticidad correspondientes al sistema operativo Windows XP.

Agentes pertenecientes a la Brigada de Investigación Tecnológica de la Dirección General de la Policía y al Grupo de Delincuencia Económica de la Jefatura Superior de Valencia, han detenido a tres hombres de 27, 29 y 36 años como presuntos autores de los delitos de estafa, contra la propiedad intelectual e industrial, quienes formaban un grupo presuntamente dedicado a la importación, distribución y venta de falsificaciones de los denominados C.O.A. (Certificados Originales de Autenticidad de productos informáticos Microsoft).

En la operación Park que ha culminado durante la semana pasada en Valencia, los agentes han intervenido un total de 167 C.O.A. al parecer falsificados correspondientes a los sistemas operativos Windows 98 second edittion y Windows XP Profesional, que de haber sido vendidos en el mercado, podrían haber superado ampliamente los 20.000 euros.

Es la primera vez en España que se detectan falsificaciones de este tipo de Certificados de Autenticidad, dándose la circunstancia de que en el caso de los C.O.A. correspondientes al sistema operativo Windows XP es la primera vez que se descubren en Europa.

Además de los 167 C.O.A. intervenidos, los policías han realizado dos registros, uno en una tienda de informática de Ruzafa, y otro en un almacén de Picaña, que uno de los ahora detenidos regentaba, y han intervenido diversos equipos informáticos que albergaban software instalado sin permiso, así como abundante documentación.

Según se desprende de las investigaciones, los C.O.A. habrían sido adquiridos a través de una empresa centroeuropea, para, presuntamente a continuación, una parte de ellos ser comercializados a clientes de la tienda de informática a los cuales se les precargaba de manera ilegal el software que solicitaban, colocándoles los C.O.A. adhesivos en sus ordenadores y darle una apariencia legal, y otra parte de ellos, comercializarlos a pequeñas y medianas empresas. En otras ocasiones la compra de las etiquetas C.O.A., habrían sido utilizadas para adherirlas a sus equipos informáticos y dar una apariencia de legalidad a los mismos ante posibles inspecciones.

Tras las investigaciones, los agentes detuvieron el miércoles en Valencia a tres hombres como presuntos autores de los hechos expuestos.

Las investigaciones continúan abiertas a fin de poder descubrir el circuito internacional de fabricación, distribución y venta principalmente a través de Europa. Los detenidos pasaron el viernes a disposición judicial.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor