La política de patentes de IBM no contenta a todos

Empresas

La decisión de IBM de liberar 500 de sus 40.000 patentes se recibe con un prudente optimismo por parte de los desarrolladores de fuente abierta.

Los desarrolladores de fuente abierta que dieron la bienvenida a la acción de IBM también han criticado la práctica de crear patentes de software, una forma de propiedad intelectual a la que generalmente se oponen.

IBM se ha comprometido a hacer que las técnicas que cubren esas 500 patentes estén disponibles para las compañías o desarrolladores individuales que trabajen en software de fuente abierta, aplacando los temores de que los productos de fuente abierta creados a partir de ellas pudieran ser algún día sujetos de demanda por parte de la compañía. Pero el anuncio no se aplica a todas las patentes de IBM, y algunos desarrolladores han expresado algunas preocupaciones.

“Ciertamente damos la bienvenida a la de declaración de que 500 patentes sean liberadas, pero tenemos algunas preguntas”, comentaba Bruce Perens, defensor de la fuente abierta y fundador de la Open Source Initiative. “Una de las grandes cuestiones es si, a pesar de esta propuesta, las patentes de software son realmente buenas para la industria en general, y si continuará siendo un gran problema para la fuente abierta”.

Como Perens, muchos desarrolladores de fuente abierta sostienen que la ley de patentes, que protege las técnicas e ideas que hay detrás de los programas, no debería ser utilizada para defender las innovaciones de software. La ley de protección de los derechos de autor, que impide la copia no autorizada del software en sí mismo, es un mecanismo de protección mucho mejor.

A menudo las patentes se otorgan con demasiada facilidad y son extremadamente difíciles de entender para los desarrolladores, comentaba Jeremy Allison, uno de los desarrolladores líderes del proyecto de fuente abierta Samba. Recientemente Allison examinó una patente de Microsoft que cubría la tecnología ACL (acces control list) en el sistema operativo Windows y no pudo entenderla.

Allison, como el creador de Linux, Linus Torvalds, afirma que hubiera preferido que IBM tomara una actitud contraria a las patentes de software, aunque hayan recibido con alegría el anuncio de IBM respecto a las 500 patentes.

La cuestión de la propiedad intelectual se ha convertido en un tema candente para los desarrolladores de fuente abierta desde que The SCO Group iniciara una demanda multimillonaria contra IBM en 2003, afirmando que ésta última aportó de forma ilegal código a Linux. Un estudio realizado por Dan Ravicher, director ejecutivo de Public Patent Foundation, encontró que un total de 283 patentes de software registradas, incluidas 27 de Microsoft, podrían ser utilizadas como base para una demanda de patentes contra el kernel de Linux.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor