Las cámaras digitales se siguen vendiendo bien

Empresas

El apetito de los consumidores por las cámaras digitales ha duplicado el esperado crecimiento de ventas.

La casi saturación del mercado llevado a fabricantes y analistas a prever un descenso en la venta de cámaras digitales. Parece que no tuvieron en cuenta la apetencia de los consumidores por modelos nuevos, más potentes, con los que sustituir los anteriores.

Un informe realizado por la firma de investigación de mercado IDC señala que la venta de cámaras digitales crecerá cerca de un 15 por ciento este año, el doble del 7,5 por ciento previsto y dando un giro en el descenso visto durante los cuatro últimos años.

Chris Chute, analista de IDC ha comentado que las cámaras se están convirtiendo en un objeto de moda, una tendencia ya vista en los teléfonos móviles y reproductores de música digital. Así, las cámaras digitales se han convertido en un objeto personal, de bajo precio, cuyas ventas son más impulsivas que útiles, especialmente en Estados Unidos, Japón y Europa.

“Este ha sido el primer año que hemos tenido un montón de cámaras de colores, muchas por debajo de los 200 euros”, destacaba Chute.

Al mismo tiempo, el informe señala que el número de cámaras en cada casa es de 1,4, una cifra que ha permanecido plana desde 2006. Esto sugiere que los consumidores están reemplazando sus cámaras más rápido de lo esperado.

IDC también ha destacado que las reflex digitales, dirigidas en principio a profesional y usuarios avanzados, llegarán al mercado de consumo antes de lo esperado debido a la caída de los precios.

Chute ha añadido que la demanda de cámaras digitales, principalmente las de los líderes del mercado (Canon, Sony y Eastman Kodak) permanecerá fuerte durante la temporada vacacional.

Al mismo tiempo, IDC ha aumentado sus previsiones de ventas de cámaras digitales hasta 2011 con un total de 138 millones de unidades, frente a los 123 millones anteriormente pronosticados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor