Leica nos trae una cámara compacta con mucho potencial pero exageradamente cara

Empresas

Otra más, y es que esta nueva cámara digital de Leica, la V-Lux 30, a pesar de tener unas especificaciones bastante buenas, nos deja un poco fríos.

Puede que sea su alto precio, su diseño minimalista o que su logo Cocacolesco ahí en medio no le pegue ni con cola, pero lo cierto es que a pesar del esfuerzo, esta cámara no me dice ni fu ni fa… Juzgar por vosotros mismos conociendo sus detalles.

Empecemos por lo bueno, un sensor de 15,1MP, GPS para geoetiquetado, zoom x16, pantalla táctil LCD de 3 pulgadas, micrófono estéreo con filtro de viento y cancelación de ruido e incluso la capacidad de hacer fotos 3D.

Ahora lo malo, que simplemente graba vídeo 1080i, que cuesta nada más y nada menos que 750 dólares y que si no te gustan los diseños minimalistas te va a parecer más fea que Rosy de Palma recién levantada comiendo limones pochos.

Por ese precio la verdad es que deberían ofrecer mucho más, pero bueno, del consumidor depende el decirle a Leica que así va a ser que no.— Dani Burón

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor