Los cassettes vuelven a estar en las estanterías…pero esta vez como material para su construcción

Empresas

Las cintas de cassette no están pasando por su mejor momento. Avocadas a la extinción, permaneciendo en pequeños reductos en las cafeterías de algunas estaciones de servicio de las carreteras españolas, viendo como incluso los antiguos discos de vinilos gozan de más popularidad que ellas… Ahora, para colmo, alguien está mancillando su memoria al usarlas como materia prima para construir armarios. No los venden en el Ikea pero quedan la mar de bonitos. El vídeo en un salto.

Silenciados, alineados unas encima de otros como si no tuvieran personalidad y atornillados a un frío soporte los cassettes aún recuerdan aquellos maravillosos años en los que la gente bailaba a su son. Por aquel entonces eran ellas quienes alegraban la vida de la gente en su coche, haciendo footing e incluso posibilitando la copias de juegos arcaicos para aquella consola/ordenador llamado Spectrum. 918 de aquellas reliquias integran hoy este armario retro con tres puertas y una gran capacidad de almacenamiento en su interior. Desde luego, se han invertido muchas horas para crear este mueble y ¡muchas cintas del Fary! Las instrucciones lo advierten: se necesitan dos o más para montarlo. — Alberto Payo [Creative Barn]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor