Los hackers utilizan los motores de búsqueda para encontrar víctimas

CloudCortafuegosEmpresasSeguridad

A través de consultas conocidas como ‘Dorks’ o ‘Google Dorks’, los hackers descubren los objetivos más vulnerables de la web para poder lanzar sus ataques.

Los hackers podrían estar generando más de 80.000 consultas al día utilizando botnets para, a través de los motores de búsqueda, descubrir los objetivos más vulnerables de la web y así poder lanzar sus ataques. Al menos es lo que asegura la última investigación de Imperva.

En su informe Hacker Intelligence Initiative la empresa de seguridad de aplicaciones web revela que los atacantes utilizan consultas de búsquedas especialmente manipuladas, conocidas como ‘Dorks’ o ‘Google Dorks’, que se centran en localizaciones o sites específicos para concentrarse en un potencial objetivo para lanzar sus ataques.

Estos Dorks son intercambiados por los hackers en foros clandestinos como Google Hacking Database, asegura Imperva.

Los resultados de búsqueda pueden ser utilizados por los hackers para identificar vulnerabilidades y lanzar ataques para robar o alternar datos, e incluso comprometer servidores de compañías.

Los motores de búsqueda conocen este abuso de funcionalidad y han implementado técnicas para evitar la automatización, pero las cifras ponen de manifiesto que existen un montón de consultas posibles. Además, los hackers se enfrentan a esas técnicas distribuyendo sus consultas a través de direcciones IP y concentrando las búsquedas.

Los resultados de su estudio han llevado a Imperva a pedir a las compañías de búsqueda que estudien más de cerca el tráfico de red, seleccionando qué consultas forman parte de las bases de datos Dorks.

La empresa de seguridad ha añadido que cualquier dirección IP sospechosa de ser parte de una botnet se coloca en la lista negra y que hay tecnologías que evitan la automatización, como Captcha, que podría aplicarse.