Los microbloggers chinos tendrán una semana para revelar sus nombres reales

CloudEmpresasMarketingRedes SocialesRegulación

El gobierno mandarín ha extendido las pruebas iniciadas a todo el país. Los internautas suscritos a plataformas como Sina Weibo tendrán que registrar sus verdaderas identidades a partir del 16 de marzo o sus cuentas quedarán en punto muerto.

El anonimato en los servicios de microblogging que operan en China (Twitter está bloqueado en el país) tiene los días contados. A las autoridades mandarinas les han satisfecho las pruebas piloto llevada a cabo en las grandes ciudades y aplicarán la obligación a identificarse en estos servicios de forma general.

Así lo ha comunicado Beijing, dando como fecha tope el 16 de febrero. A partir de este día todos los internautas chinos que utilicen servicios como Sina Weibo, Sohu, Wangyi y Tengxun, deberán aportar su nombre real completo y no podrán registrarse simplemente con un seudónimo. Los servicios citados ya habrían comenzado a notificárselo a sus usuarios.

Aquellas personas que no se acojan a la medida no podrán operar con sus cuentas, simplemente podrán leer las actualizaciones de otros o buscar opiniones, según informa Efe.

En diciembre Beijing comunicó que los usuarios nuevos que solicitaran una cuenta en estas plataformas tendrían que proporcionar sus nombres auténticos para comenzar a postear mensajes, pese a que luego estos eligieran otros nicks. A principios de enero la administración china comenzó a exigir la identificación en estos servicios a los usuarios residentes en urbes como Beijing, Shanghai, Tiajin, Guanzhou y Shenzen, como punta de lanza para extender la norma a otras áreas.

Según ha argumentado hace un par de semanas Wang Chen, director de la Oficina de Información del Consejo Estatal y de la Oficina de Internet Estatal, la medida es necesaria para defender el ciberespacio chino contra la “información perjudicial”, es decir para todo lo que sea contrario a los postulados del gobierno. El gobierno cree que estas plataformas pueden utilizarse para “monitorizar la opinión pública”, aunque hay que ser cauto porque “fácilmente puede permitir la difusión de voces irracionales y opiniones negativas”.

En China hay más de 513 millones de navegantes y aproximadamente un 65% de los mismos contaría con una cuenta en un servicio de microblogging. 200 millones de chinos disponen de un perfil en Sina Weibo.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor