Los rusos descubren la piedra filosofal: mejor sexo y vida eterna (ni Harry Potter ni alquimia: ¡una bacteria!)

Empresas

Menos mal que los rusos están ahí para salvarme. Unos científicos (rusos) que estaban trabajando con los restos de un mamut siberiano han descubierto el ADN de una bacteria desconocida que, según los resultados preliminares del laboratorio, alarga de forma efectiva la vida de los ratones. Y no es lo único que alarga. Quiero decir, amplía. Más detalles, después del salto.

Según el profesor Anatoli Broushkov, la “batería de pruebas y los resultados prueban que organismos simples como las moscas de la fruta y los ratones viven más después de haber sido vacunados con el extracto de la antigua bacteria”. También aumenta la viveza mental, las capacidades físicas y la actividad sexual tanto para los machos como para las hembras. Las hembras sometidas a las pruebas, de hecho, han llegado a reproducirse al equivalente a la edad humana de 70 años.

La bacteria se encontró todavía viva y ahora un equipo de rusos y otro de japoneses están intentando clonarla, mientras yo me pregunto si mi abuelo italiano de ciento y pico años la pilló cuando era joven. Eso sí, no nos proporcionará una poción de la inmortalidad, pese a mi optimista titular. Los científicos esperan que, si todo va bien, la vida se extienda al menos 10 años.

Dice Jesús (Díaz), y tiene razón, que escama un poco el hecho de que la bacteria se haya encontrado junto a unos animales prehistóricos extintos. Claro que a los científicos no les ha importado y a los inversores que ya están detrás de ellos, tampoco. — Rafa M. Claudín [Daily Mail]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor