Métodos de rejuvenecimiento sadomaso de los 60

Empresas

Os preguntaréis por qué incluimos en Itespresso un collarín magnético de los años 60. Yo también me lo pregunto, pero ¿quién puede resistirse a esta imagen sobrecogedora? Hay quien considera los imanes fuentes de belleza y salud tan potentes como la leche de burra, pero en 1961, en concreto, llevaron la idea al extremo. Este collarín magnético que aquí veis era… ¡un tratamiento de belleza! Más detalles, después del salto.

La mujer del collarín está intentando suavizar sus arrugas y detener un poquito el inevitable envejecimiento de las células… Parece un sistema de tortura medieval o los prolegómenos de una sesión de sadomaso. Puede que fuera todo eso al mismo tiempo. En cualquier caso, podemos respirar tranquilos. La ciencia ha progresado una barbaridad desde entonces y ahora los procesos de rejuvenecimiento tienen efectos como éste:

¡Qué gran cosa, el progreso! Ya no necesitamos collarines para conseguir el efecto sadomaso. — Rafa M. Claudín [Boing Boing]

Lea también :
Autor: rmcdf