Nobo, el radiador que calienta los pies de Superman en la Fortaleza de la Soledad

Empresas

Sinceramente, en mi casa este radiador no tiene cabida. Si tuviese una fortaleza de hielo y pudiese volar hasta ella a pasar el fin de semana, quizá pensara en gastarme los 2.800 dólares que cuesta, sobre todo porque la palabra “radiador” se queda corta para Nobo: el calor que desprende se controla desde una ruedecita

Sinceramente, en mi casa este radiador no tiene cabida. Si tuviese una fortaleza de hielo y pudiese volar hasta ella a pasar el fin de semana, quizá pensara en gastarme los 2.800 dólares que cuesta, sobre todo porque la palabra “radiador” se queda corta para Nobo: el calor que desprende se controla desde una ruedecita táctil y además incorpora un proyector que muestra imágenes de llamas en movimiento. Y además es una mesa de apoyo para el salón. Lo tiene todo; sólo te faltan los casi 3.000 dólares y la Fortaleza de la Soledad. [Born Rich]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor