Plataformas de vídeo en Internet

Cloud

Alrededor de 147 millones de usuarios de todo el mundo ven mensualmente una media de 92 vídeos en la Red.

Muchos son los productores o directores de cortometrajes que quieren sacar provecho de sus obras y deciden colgarlas en páginas webs con las que realizan un contrato.

Blip.tv es un portal pensado para profesionales, productores o aficionados del medio.No tiene límite de subida, admitiendo 5Gb de película si se desea, y siempre en alta definición. Cuenta con su propia aplicación de subida, por lo que no es necesario hacerlo a través de la página. Uno de los aspectos negativos es que no soporta subtítulos en SRT. Se concibe como una plataforma de tipo comercial, ya que el cliente al subir el vídeo se divide con Blip.tv los beneficios generados por la publicidad.

Wildscreen TV es un portal de vídeos de origen alemán que hace un énfasis especial en la calidad de los contenidos. El sitio cubre áreas de la música, teatro, danza, el arte y cortometrajes creativos, con una resolución el doble que la de otros portales de video (640 x 480 frente a los 320 x 240 de YouTube). Tampoco hay límite en la duración ni en el tamaño del mismo. Supone una gran ventaja para los usuarios porque reciben la totalidad de los beneficios que generen sus contenidos.

ExposureRoom por su parte, está concebida como una plataforma e-commerce parecida a Blip.tv, pero los interesados pueden realizar transacciones en el mismo portal. Una de las ventajas es la posibilidad de cargar contenido en HD y de escojer la calidad con la que se desea reproducir los vídeos.

El acceso a Internet de banda ancha ha favorecido la proliferación de las plataformas de vídeo. Tanto es así, que para el año 2013 se prevé el suministro de 376,5 millones de dispositivos con capacidad para soportar vídeo, un número bastante más elevado que las 80,5 millones del 2008.

Su acceso en streaming (retransmisión del vídeo a tiempo real) o las descargas abren un nuevo mundo de posibilidades para el sector . Así, los nuevos dispositivos compatibles facilitan la disponibilidad y un aumento en el número de usuarios. Además, la divulgación de los blogs con tecnologías compatibles para insertar vídeos han permitido difundir el uso de portales de vídeo.

Las plataformas que ofrecen vídeos en streaming suelen tener un manejo sencillo pero con gestiones diferenciadas, y muchas de ellas buscan hacer televisiones personales con programaciones específicas para compartir contenidos.

Los vídeos tienen una duración media en la red de 2,9 minutos, un tiempo que se pronostica que aumentará gracias al apagón analógico, ya que la televisión digital significará la convergencia de aparatos.

Cada plataforma ofrece algo distinto al usuario, surgiendo una multitud de páginas para aficionados al medio audiovisual, profesionales o simplemente internautas, muchos de los cuales se centran en YouTube sin llegar a conocer otros portales. Analizamos las principales plataformas de vídeo para que escojas la que más se ajuste a tus necesidades.

YouTube es el portal de vídeos más conocido de todos. Aunque no fue el primero, consiguió rápidamente el apoyo de los internautas y logró un gran empujón cuando fue comprado por Google.

La compañía quiere que los usuarios se conviertan en los locutores de mañana, que representen una nueva forma de ciudadanos activos. E l portal es uno de los paradigmas de la Web 2.0, donde los contenidos están creados por los usuarios y las empresas sólo facilitan las herramientas para que puedan compartirlos. Aunque es cierto que los internautas se aprovechan de esta plataforma, no hay que olvidar que ceden todos los derechos de sus vídeos a YouTube.

El portal es propietario de todos los vídeos que suben a su web y de todos los contenidos alojados en la misma, permitiendo que los propios usuarios suban vídeos o música con copyright, un hecho que le ha supuesto varias demandas.

youtubelogo5.jpg

Asimismo, hay que reconocer a YouTube la creación de comunidades con intereses compartidos y una ayuda en la promoción de distribuidores independientes, aunque muchas veces la página se convierte en una especie de reponedor de grandes momentos de televisión.

Los vídeos pueden subirse por Single File Uploader o mediante YouTube Uploader (para subir varios archivos).Los contenidos registrados con cualquiera de estos métodos pueden tener un tamaño máximo de 2 GB y una duración máxima de diez minutos.

El futuro que parece augurar al portal es el alquiler de películas y series completas de Sony, Metro Goldwyn- Mayer, Warner Bros y otros estudios más.

Aunque para muchos sea un campo por explorar, existen alternativas a YouTube, páginas de fácil manejo pensadas para usuarios que simplemente quieren colgar sus archivos de vídeo sin adquirir una rentabilidad económica directa.

Destaca Vimeo, un portal que permite subir vídeos en alta definición, compartirlos al estilo de su competidor, mantenerlos en visión privada con restricciones o enviarlos a cualquier blog o página similar.

vimeo.jpg

Con una limitación de 500 MB semanales supone una de las mayores quejas por parte de los internautas, una restricción que la página está solventando para llegar a las 2GB. Su aspecto es sencillo y atractivo, pero carece de subtítulos en SRT y control de calidad del vídeo. Sin embargo las opciones de privacidad son superiores que en YouTube y la posibilidad de personalizar la apariencia de los vídeos a la hora de insertarlos en cualquier web es también mayor. Si el internauta desea abrirse una cuenta de pago, no sólo desaparecen las limitaciones semanales sino que también puede subir contenido en HD.

Por su parte, VXV es un portal muy similar a YouTube tanto en funcionamiento como en apariencia. Es de fácil manejo y permite customizar las páginas.

Igualmente Facebook y MySpace permiten subir vídeos y compartirlos con otros usuarios, aunque Facebook sólo entre usuarios registrados. MySpace, sin embargo, incluye el código para insertar los vídeos en cualquier web, aunque las opciones de personalización son mínimas.

Cada vez son más los internautas que se enganchan a esta forma de ver la televisión. Costumbre que se vio altamente incrementada en las vacaciones de verano y que se muestra como una alternativa poco a poco consolidada.

Miro, es un software que debe de instalarse en el PC para comenzar a disfrutar de sus servicios. Viene con canales predeterminados, pero también puedes suscribirte a los feeds de distintos portales que incluyan vídeo, registrarlos en Miro y poder disfrutar de la TV online.

Es una especie de navegador de vídeos, que prescinde totalmente de cualquier tipo de control editorial, libre, multiplataforma y gratis. Además, permite suscribirse a fuentes, buscar contenidos, descargarlos y reproducirlos.

Mixplay es una alternativa latinoamericana, en la que el contenido es seleccionado y catalogado por la misma web, no son vídeos de usuarios, sin embargo pueden utilizarse los mismos para complementar Miro.

Zattoo es una de las TV online más populares del momento, ya que además de ser gratuito, tiene prácticamente los mismos canales que pueden verse por la tele normal y con bastante calidad. Para hacer uso de Zattoo es necesario descargarse el programa al ordenador previamente.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor