PSP XI, una suite fotográfica

Workspace

Con la décimo primera versión de Paint Shop Pro, la compañía canadiense Corel introduce algunas mejoras respecto a versiones anteriores como el gestor de archivos fotográficos o la función «máquina del tiempo» con la que podemos asignarle a una captura un tiempo predeterminado

Mejora destacable

Esta es, sin duda, una de las mejoras más destacables, aunque se han integrado otras también interesantes como el Panel de información de la imagen y Photo Downloader, con el que podemos descargar las imágenes de cualquier cámara fotográfica e incluir las capturas en nuestra pequeña base de datos de fotografías. Una novedad que puede resultar muy interesante para los usuarios menos experimentados es SnapFire Plus. Se trata de una aplicación que nos suministra un sinfín de plantillas para la creación de calendarios o collage con nuestras propias imágenes. Finalmente, se integra Photo Doctor, una funcionalidad que a aquellos usuarios poco experimentados les indica las correcciones que tenemos que llevar a cabo en una imagen concreta.

Paso 1

Una de las novedades que más nos ha llamado la atención, y que más lustre puede dar a nuestras imágenes, es lo que se ha denominado La máquina del tiempo. Se trata de una herramienta por medio de la cual podemos aplicarle a nuestra captura un aspecto antiguo, indicándole a PSP XI la fecha de la imagen, aplicable entre 1839 y la actualidad. Para llevar a cabo esta operación, lo podemos hacer mediante el menú principal de la aplicación o a través del Centro de aprendizaje. A través de este último, seleccionamos la opción Efectos y en el siguiente menú que aparece seleccionamos Máquina del tiempo, la primera de las opciones empezando por arriba. En la ventana emergente nos encontramos con una colección de imágenes basadas en la que estamos utilizando. La lista de imágenes está ordenada de más antigua a más moderna, basta con que seleccionemos la que más nos gusta y por medio de la barra deslizadora situada justo encima, le aplicamos la intensidad que estimemos oportuno.

Paso 2

Uno de los aspectos que más demandan los usuarios es aplicar una forma concreta a la imagen capturada, o simplemente recortarla y dar forma al resultado para poder imprimirla y guardarla en un marco concreto, por ejemplo. Para esto, entre otras cosas, los ingenieros de Corel han incluido lo que se denomina Recorte inteligente. Al igual que la mayoría de las operaciones, podemos llevarlo a cabo a través del Centro de Aprendizaje, pero en este caso vamos a servirnos directamente de la función Recortar situada en la paleta de herramientas, entre el área de trabajo y el Centro de Aprendizaje. Una vez hemos pulsado sobre la opción Recortar, aparecerá en la imagen que estamos tratando un recuadro sobre la imagen con un menú en la parte inferior. Podemos recortar la imagen «a mano» o podemos desplegar el menú y elegir el tamaño que queremos aplicar. Los tamaños que vienen predefinidos se corresponden con los tamaños estándar de las fotografías, 10×15 o 13×18 centímetros, entre otros. También contamos con la opción de girar el lienzo 180 grados para ajustar.

paso 3

La barita mágica es una de las herramientas más extendidas entre las aplicaciones de edición de fotografías, en especial en las profesionales. Sin embargo, su uso se ha ido extendiendo a las aplicaciones para el mercado de consumo, como en este caso. La podemos utilizar para cambiar el color de una prenda de ropa al personaje en cuestión que salga en la imagen. Basta con seleccionar de la paleta de funciones la Herramienta de Selección de Área y del pequeño menú desplegable seleccionemos el icono representado por una barita. Una vez hecho, nos dirigimos al área que queremos sustituir y pulsamos sobre ella. Observaremos que toda el área que sea del mismo color quedará marcad, sin embargo, es habitual que no quede seleccionada toda el área o, por el contrario, el área marcada sea más grande de lo que queremos seleccionar realmente. Esto es debido al nivel de tolerancia. El nivel de tolerancia es la diferencia de color permitida entre un punto y otro para considerarlos iguales. Cuanto mayor sea esta cantidad, por defecto PSP XI la tiene puesta en 30, más diferencia de color puede haber entre un punto y otro para que la aplicación los considere iguales y por tanto, mayor será el área de selección. Si queremos suavizar los bordes, deberemos subir el valor de Fundido.

Paso 4

Una vez tenemos el área que queremos seleccionada, nos dirigimos a la opción del menú principal Ajustar/Color/ Rojo/verde/Azul. Al seleccionarla, aparecerá una ventana en pantalla en la que se nos muestran dos imágenes, el antes y el después de los cambios que vayamos realizando. De esta manera podremos ir comprobando cada uno de ellos y deshacer los que no nos parezcan los apropiados. En la parte inferior encontramos tres indicadores, el número que aparece es el porcentaje del color que tiene encima, es decir, rojo, verde o azul. Jugando con esos tres valores podemos conseguir uniformar con el mismo color toda la prenda o área que hayamos seleccionado. Según las áreas que vayamos coloreando tendremos que aplicar mayor porcentaje de uno de los tres colores, en función de la intensidad del color original. Por esta razón, conservaremos las diferentes tonalidades.

Fernando Reinlein

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor