¿Quién dijo que tu iPod Touch no podía ser un iPhone?

Empresas

Quien tiene un amigo tiene un tesoro… y quien tiene un iPod Touch casi tiene un iPhone.

Tan solo necesitas la funda de plástico del embalaje en que viene el dispodotivo, unos auriculares, unas tijeras y Skype o cualquier otro software similar. Y aún hay más.

Está claro que este brico no te va a servir en todas partes, porque necesitarás cobertura WiFi, pero es una forma de aprovechar tu iPod Touch para algo más o por si te quedas sin batería en el móvil.

En primer lugar recortamos las esquinas del blister en que viene embalado el Touch para redondearlas y que si nos guardamos este invento en el bolsillo del pantalón no terminemos seccionándonos la femoral.

Con un poco de habilidad haces los agujeros necesarios, según se ve en estas fotografías, para pasar por los mismos el cable del auricular, quedando este encajado con cierta tensión en la parte superior del blister para hacer las veces de altavoz del “teléfono”.

Una vez acomodado el cable se aloja el iPod Touch en el blister y se cierra para tener un “móvil” en el que los dos auriculares permiten escuchar con suficiente claridad a nuestro interlocutor. Ahora sólo resta instalar y configurar Skype o algún otro software similar de telefonía IP y voilà.

Este brico está específicamente pensado para los que gustan de echarse el móvil a la cara y no quieran gastar ni un euro, pero para los que prefieran usar manos libres y no les importe pasar por caja está la opción de agenciarse el auricular con micrófono integrado de Apple, ahorrarse lo del blister y usar Skyope o similar. ─Antonio Rentero [Lifehacker]

Lea también :