Siemens España segregará su división de móviles

Movilidad

Eduardo Montes, presidente de la firma, sostiene que en España se está ralentizando el despliegue de las redes UMTS por sus posibles efectos sobre la salud.

Siemens España segregará su división de móviles a una sociedad propiedad de la compañía, lo que le dará “mayor agilidad” para negociar con posibles socios, según ha anunciado el presidente de la firma, Eduardo Montes. Además ha explicado que la filial española llevará a cabo el mismo procedimiento que su matriz alemana de escindir la división de terminales móviles con vistas a abordar su reestructuración o venta.

El presidente de la compañía ha indicado en este sentido que la multinacional no descarta ninguna posibilidad en el marco de este proceso, desde suscribir un acuerdo con otro fabricante “para darle un valor añadido a la firma”, hasta trasladar la producción a países con bajos costes laborales, al considerar que las estructuras de costes actuales no son competitivas en el ámbito internacional.

La empresa suscribió el pasado año un acuerdo con el sindicato IG Metall por el que daba marcha atrás a su propósito de deslocalizar hacia Hungría dos de las principales fábricas de teléfonos móviles que tiene en Alemania a cambio del compromiso de los 4.000 trabajadores afectados por la medida de ampliar su jornada laboral sin aumentar su retribución.

Por otro lado, Eduardo Montes ha afirmado que en España se está ralentizando el despliegue de la red de telefonía de tercera generación (UMTS) que la compañía lleva a cabo junto a Ericsson para Telefónica Móviles y Amena, debido a la polémica social sobre los efectos que esta tecnología puede tener sobre la salud.

Además, el presidente de Siemens España ha subrayado que también influye el hecho de que la gente aún “no ve” el valor añadido de los servicios UMTS sobre los GSM. “La gente quiere cobertura, pero sin embargo no se está favoreciendo el despliegue de la red”, asegura Montes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor