Silicon Graphics entra en las gamas media y baja de servidores

CloudServidores

Los líderes en grandes sistemas entrarán en estos mercados con el lanzamiento de los equipos Altix con los últimos procesadores de Intel.

La compañía Silicon Graphics (SGI) es una de las pioneras en informática de alto nivel. Sus equipos han sido el eje del desarrollo de la imagen en informática, de grandes sistemas para ciencia e investigación, y en resumidas cuentas, y como comenta José Emilio Permuy, director de la compañía en España, siempre han estado en “la punta de lanza en tecnología”. Sin embargo la empresa no ha atendido mercados de menores dimensiones hasta hoy, que presentan servidores de gama media y baja con los nuevos procesadores Woodcrest y Montencito de Intel. Una característica importante de los sistemas SGI es su modularidad. Los productos pueden incrementar sus capacidades en función de las necesidades del cliente pudiendo extenderse en varios frentes: memoria, I/O, Rasc…

En la gama media el producto que anuncia es el Altix 450, que tiene diseño blade modular y consume un 20 por ciento que los procesadores de un núcleo, y puede escalar hasta 38 sockets Intel Itanium 2 (76 cores de procesador) y hasta 456GB de memoria global. Esta configuración se encuentra en el mercado por debajo de los 12.000 euros.

En el rango bajo se encuentran los Altix XE 210 y 240, con procesadores Intel Xeon. Todos los sistemas funcionas sobre Linux, sistema operativo que utiliza SGI desde hace unos años.

El cambio en la estrategia de la firma se debe esencialmente al cambio en la dirección. Como informamos recientemente, SGI se acogió al capítulo 11 de protección estatal por bancarrota, que es un sistema de reflotación de la compañía tutelada por el estado y que conlleva un cambio en la dirección. Éste hecho ha sido el decisivo para que la compañía cambiara su casi exclusiva dedicación a la gama alta, por una atención a todos los mercados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor