Solar Taxi, la vuelta al mundo sin una gota de combustible

Empresas

SolarTaxi

Un nuevo día, un nuevo gadget solar. Esta vez, un coche pequeño co estilo ochentero y una particularidad: su creador, el aventurero suizo Louis Palmer (¿primo de Laura? ¿sería él quien la mató?) se lleva el coche de viaje con la intención de dar la vuelta al mundo sin utilizar ni una gota de gasolina. Será el primero en hacerlo, si exceptuamos a Phileas Fogg, que si no recuerdo mal se sirvió alguna vez, como mucho, de carbón. En cualquier caso, Palmer espera dar ejemplo y animar a los fabricantes a crear coches con energías alternativas. Lo malo es que su velocidad punta va a ser de 56,3 kph, más baja que la que tuve hace unos años en un viaje en bicicleta (cuando mis pulmones daban para más). Más detalles después del salto.

El Solar Taxi se alimenta a través de un panel de 5.000 dólares (3.470 euros) proporcionado por la compañía alemana Q-Cells, además de un par de baterías reciclables de Zebra Battery, con un precio de 15.000 dólares (10.410 euros) cada una. Como media, Palmer afirma que el Solar Taxi es capaz de recorrer 322 kilómetros entre las cargas. Hasta el pasado fin de semana, Palmer ya llevaba 43.452 kilómetros repartidos en 28 países.

Está previsto que el viaje termine en diciembre, pero la cosa no quedará ahí. Palmer está planeando una carrera de vehículos solares de 80 alrededor del mundo en 2009… Ya me extrañaba a mí que el viejo y gran Verne no estuviera por ahí. — Rafa M. Claudín [ABCnews]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor