Actualidad TI Hackear

Intentan hackear (infructuosamente) la Casa Blanca


Alguien se quedó prendado con “Juegos de guerra” y aquello de acceder desde un primitivo ordenador y un teléfono de los de auricular gigantesco a los remotos ordenadores del Pentágono. El sueño de todo hacker parece ser entrar en alguna de estas fortalezas digitales y el último intento ha tenido como escenario la residencia oficial de Barack Obama. Ha sido en vano, la propia Casa Blanca ha confirmado que dicha acción ha tenido lugar pero sin alcanzar su propósito.

Google te paga un millón de dólares… si logras hackear su navegador Chrome

El desafío internacional Pwn2Own presenta el reto de hackear un programa y quien lo consigue se alza con un premio de un millón de dólares. En ediciones anteriores Internet Explorer, Safari y Mozilla han caído víctima de los participantes. Por su parte Chrome, el navegador de Google, ha permanecido tres años invicto y vuelve a retar a quien se crea capaz de vulnerar su seguridad.

Hackea en tu propia casa el ADN de las bacterias del yogur para crear Prozac

Aunque pueda sonar a cachondeo y casi a ciencia ficción propia del Dr. Moreau, lo que vais a ver en el vídeo más abajo es real, y no sólo eso, lo podéis hacer en vuestra propia casa y con todo tipo de combinaciones que se os ocurran. Se trata de introducir código genético en bacterias para que al utilizarlas para hacer yogur uno de sus componentes sea también el Prozac. ¿Qué mejor manera de comenzar el día y alegrarte el desayuno que alimentarte con antidepresivos?

RankMyHack convierte hackear en un "juego" puntuable

Hackear el algo que casi desde siempre ha estado presente en el mundo de los ordenadores, pero este último año ha sido tal vez en el que más publicidad se le han dado a los ataques y en los que más se ha mediatizado todo.

Por un lado es bueno saber que pasa pero por otro lado el interés de los medios le ha dado aún más poder y relevancia. Ahora surge además RankMyHack, el sitio destinado a llevar el ranking de hackers y puntuar sus ataques.