Actualidad TI pechos

My Free Implants, la red social que pone en contacto a mujeres que quieren operarse los pechos con hombres que se lo pagan

El Kickstarter de las tetas. Casi podría describirse así el funcionamiento de esta red social, My Free Implants (mis implantes gratis) que quiere poner en contacto a hombres, mujeres, cirujanos y viceversa. Y todos contentos. El cirujano porque accede a más clientes, la mujer porque consigue sus implantes mamarios gratis y el mecenas… bueno, además de la satisfacción de hacer feliz a una mujer puede recibir de esta fotografías, vídeos y mensajes de sincero agradecimiento… de todo corazón.

G-Spirits: whisky, ron y vodka “enriquecidos” al pasar por los pechos de top models

Si te quedaste embobado al ver “Abierto hasta el amanecer” en aquella escena en la que una insinuante Salma Hayek vertía el contenido de una botella de cerveza por su escultural cuerpo hasta que el líquido resbalaba a través de su piel hasta la boca de Quentin Tarantino (ser coproductor, coguionista y coprotagonista de la peli es lo que tiene) te va a encantar lo que comienza a vender G-Spirits. Se trata de unas botellas de whisky, ginebra y vodka en las que el licor, antes de ser embotellado, se ha deslizado por los pechos desnudos de tres top models. Bajo los nombres de G-Whisky no.1, G-Vodka no.1 y G-Rum no.1 y en ediciones muy limitadas y realizadas casi bajo pedido el sabor final añadido puede ser muy sutil y quizá imperceptible, pero desde luego marca una abismal diferencia con cualquier otra bebida alcohólica presente en el mercado.

3-DD: Por fin un uso eficiente de las 3D [Veredicto: ¿serás capaz de leer el libro sujetándolo con las dos manos?]

Hay una curiosa forma de medir los tamaños y formas del pecho femenino a base de una combinación de letras y números que detallan tamaño, copa y demás.

Con lo sencillo que sería hablar de “pequeño, mediano, grande, yo-lo-quiero” según aumenta la talla. Jugando con esa nomenclatura, la similitud gráfica entre un par de pechos y el número 3 (si laeamos la cabeza convenientemente) o un buen par de letras D (de nuevo arriesgándonos a la tortícolis) y el significado universal de “3D” para referirse a las tres dimensiones, hay unos cachondos que han tenido la feliz idea de editar un libro que celebra la apariencia de volumen de fotografías tridimensionales de mujeres que no muestran ningún recato a la hora de mostrar sus pechos. ¿Deseas saber más?

La compleja dinámica de fluidos a cámara lenta

Hoy voy a intentar empezar alegrándoos la mañana. ¿A quién no le gusta apreciar la compleja dinámica de fluidos que produce interacciones, aún no resueltas bien matemáticamente, entre el H2O y masas lipídicas recubiertas de queratinocitos, melanocitos, células de Langerhan y células de Merkel, en presencia de gravedad? Y es que el vídeo que tienes tras el salto es de lo más científico.

Breastlight, una luz para ver el interior de los pechos

En esta noticia salen tetas pero, haciendo un esfuerzo ímprobo, pensemos en ellas con cierta seriedad. Breastlight es un dispositivo que ilumina los pechos de una mujer en busca de los posibles bultos de su interior. No es un sustituto de una mamografía, pero sirve para localizar posibles problemas y acudir con presteza al especialista. Además de iluminar el interior del pecho, posee un termómetro que indica si hay zonas más calientes. Después del salto tenéis un vídeo que es todo un publirreportaje. Y sí, salen pechos, pero no como os gustaría, bandarras.

500.000 dólares a una actriz porno por tatuarse una web del WoW en los pechos

No sabía si ponerle a esta noticia la etiqueta de Videojuegos, Películas, Locuras o Investigación. Al final, le he puesto las cuatro. Locuras, porque es una ida de olla (algún rincón apartado de mi conciencia dice que, quizás, degradante) que a un sitio web como MyMMOshop se le ocurra poner publicidad en los pechos de

Una máquina de pinzas para cazar pechos (Especial Tora! Tora! Tora!)

Con Japón a veces uno tiene la sensación de que están en constante avance, pero un poco a ciegas y sin rumbo fijo. Esta imagen es el ejemplo perfecto. Junto a una máquina de Winnie The Pooh, a la que se acercarán niños a patadas, tienen esta máquina de pinzas que no esconde cebollas, sino

La camiseta que revela que los matemáticos además de en números también piensan en tetas

Dale a un tío una calculadora. Probablemente haga algunas cuentas matemáticas muy dificultosas, después calcule cuántas cervezas podría comprar con su sueldo mensual y al final la acabe usando para hacer cosas chorras como éstas. No, no se trata de un error de imprenta. Simplemente al igual que 3,14159 es Pi y el 69 implica una práctica interesada muy satisfactoria el número 5318008 bocabajo significa tetillas (Boobies). ¿Y qué mejor que usarlo como motivo en una prenda para mostrar esta verdad universal? El producto, actualmente agotado, cuesta unos 14 euros y puede adquirirse en versiones para hombre y mujer. Lamentablemente el modelo para chicas no incluye ningún compendio numérico que dado la vuelta implique algún atributo sexual masculino. Pero claro, ellas suelen usar las calculadoras para lo que realmente valen (como hacer estimaciones de cuántas pueden ir al baño a la vez) y no para cosas absurdas e insustanciales. La prenda con los auténticos pechúmenes, tras el salto.

NSFW: Pechos turgentes sin dolor gracias al masaje de un rodillo (o algo parecido)

Desde que el hombre es hombre hay una cosa que busca sin descanso. Antes de la búsqueda en Google, la búsqueda del Santo Grial y la de la fuente de la eterna juventud ya intentábamos hallar algo…una mujer con los pechos perfectos. Hoy, Japón vuelve a traernos la solución. Gracias a esta especie de instrumento con cuatro rodillos las protuberancias de nuestra dama pueden aumentar en tamaño y elevación, al menos eso es lo que parece querer explicar el dibujo. Más tras el salto.

Wobble o cómo agitar pechos reales en el iPhone [Veredicto: el softporn llega oficialmente al iPhone]

Tranquiliza saber que hay tanta gente haciendo cosas útiles para nosotros que basta con que nos sentemos a esperar. Que es, básicamente, lo que hemos hecho hasta ahora. Mientras unos intentan demostrar la teoría holográfica del Cosmos, por ejemplo, otros se han dedicado a darnos un programa para el iPhone que permita poner en movimiento los pechos (y cualquier otra parte del cuerpo, en realidad) de imágenes reales que tengamos en el teléfono de Apple. ¿Quién necesita pechos falsos cuando puede hacer lo mismo con unos reales? La aplicación, además, ha sido aprobada por Apple. Puedes ver el vídeo demostrativo, NSFW, después del salto.