TDT: El apagón analógico ya está aquí

Movilidad

Para cuatro millones de personas la Televisión Digital Terrestre es a partir de hoy la única forma de ver la ‘tele’. Entra en vigor la primera fase del plan de transición hacia la era digital, que culminará el 3 de abril de 2010.

El paso de la televisión analógica tradicional a la Televisión Digital Terrestre (TDT) es una revolución tecnológica que ha sido comparada con el paso de las emisiones de televisión en blanco y negro a color.

Esta sencilla imagen sirve para comprender la importancia de un cambio que culminará de forma definitiva el próximo 3 de abril de 2010, cuando las emisiones analógicas cesen para siempre y la TDT sea la única forma de ver la televisión en el paí s.

Sin embargo, en muchos municipios no habrá que esperar al día del ‘apagón analógico’ para que llegue la era digital. De hecho, el ‘apagón’ no se realiza de manera simultánea en todo el país, sino que se lleva a cabo de manera progresiva.

Hoy 30 de junio entra en vigor la primera fase de ese plan de actualización, que afecta a 556 municipios españoles -algunos de gran tamaño como Zaragoza capital, aunque en un principio estaba previsto que fuesen 1.271 municipios- y a cuatro millones de personas.

Para ellos la TDT es una realidad tan grande a partir de hoy como que les resultará imposible ver la televisión de forma analógica. Veremos las distintas fases de dicho plan en las siguientes partes de este reportaje. Cabe destacar que Luxemburgo fue el primer país del mundo que completó esa transición a la TDT -en septiembre de 2006- y que, curiosamente, Andorra es un país ‘enteramente digital’ desde 2007.

mosaic.jpg

¿Pero por qué nos beneficia el cambio a la TDT? Básicamente, la cuestión es la calidad y también la cantidad. Las transmisiones de imagen -y también de sonido, pues es un cambio que también afecta a estaciones de radio, que aunque seguirán emitiendo en analógico podrán empezar a emitir en digital-, al realizarse en tecnología digital, permiten un incremento del número de canales de televisión.

Pero junto al mayor número de canales también se espera una mejor calidad de la emisión y la posibilidad de incorporar servicios interactivos que otorguen al espectador un papel protagonista a la hora de decidir qué televisión quiere ver.

Para recibir las emisiones de la TDT primero hay que realizar unos pequeños pasos. Asociaciones como Impulsa TDT y también el Ministerio de Industria han estado realizando una importante campaña de comunicación desde hace meses para concienciar a los ciudadanos de la necesidad de adaptarse al cambio.

Sin embargo, a pesar de que el ritmo de ‘actualización’ hacia la TDT ha crecido de manera exponencial en las últimas semanas, seguro que a más de uno hoy ‘le ha pillado el toro’ y se ha encontrado con que no podía ver la televisión de manera tradicional.

Para recibir la TDT, primero hay que comprobar si estamos en zona de cobertura (una realidad no sólo en los 556 municipios que a desde hoy sólo ven la televisión digital sino también en el 92% del territorio nacional, donde ya se simultanéan las dos formas de emisión). Esta comprobación se puede realizar por ejemplo desde la web de Impulsa TDT.

Además, habría que adaptar la instalación de la antena colectiva de televisión de la comunidad de vecinos para añadirle los amplificadores de los canales digitales, teniendo en cuenta la antigüedad de la vivienda y de las instalaciones, pues unos equipos que funcionan correctamente para televisión analógica pero desfasados podrían no funcionar con la televisión digital.

Para llevar a cabo este paso lo mejor es consultar con una empresa autorizada por el Ministerio de Industria. Esta búsqueda se puede realizar a través del siguiente formulario.

Por último hay que disponer de un sintonizador de TDT para cada equipo receptor que tengamos en nuestro hogar. Durante los últimos meses se ha popularizado tanto la venta de televisiones con el receptor ya integrado como equipos periféricos para añadir a la televisión.

En el mercado se han puesto en circulación muchos modelos con más funcionalidades además de las de permitir ver la televisión. Los hay que incluso graban la señal de televisión, los hay en forma de USB ‘para llevar’… veremos cómo elegir el que más se adapta a nuestras necesidades en el siguiente apartado de este reportaje.

A la hora de plantearse la compra de un sintonizador TDT lo primero que tenemos que tener en cuenta es si lo único que queremos es que sintonice, o aprovechar y añadirle alguna función más.

Teniendo esto en cuenta podríamos dividir la oferta entre los más sencillos, algunos simples cabezales que se conectan a la entrada SCART y que ni se notan que están, los que ofrecen doble sintonizador -perfectos para quien posea un grabador de DVD y quiera seguir dándole un uso intensivo al poder seguir grabando un canal mientras visualiza otro- y otros más complejos que incorporan disco duro en el que poder almacenar la información.

Partiendo de esta base el mercado ofrece una amplia variedad de modelos y precios que van desde los 30 a los 70 euros. Por otra parte, metidos en la era ‘green’, hay quien mira el consumo, y no es para menos, porque frente a un sintonizador Axil con consumo de 10,6 W en funcionamiento y 9,8W en ‘stand by’ tenemos un Sanyo, que ofrece sintonizadores con consumo de 4,8 W en funcionamiento o aTelevés, con equipos que consumen 2,2 W en reposo.

Mirando hacia un futuro que se prevé cada vez más cercano hay que tener en cuenta la alta definición, actualmente relegada a las películas en Blu-ray y algunos canales de pago.

Pero se espera que tras el apagón aparecerán nuevas emisiones de alta definición que nuestro sintonizador no podrá interpretar si no cuenta con la tecnología correcta; en este caso no se trata tanto de disfrutar de la alta definición como de poder ver, aunque sea en un televisor convencional, la programación.

Junto a la alta definición están las futuras emisiones de pago, que no gustan a todos y que requerirán de sintonizadores apropiados. La Sexta es la primera cadena que ha solicitado autorización para reconvertir su actual canal de TDT Hogar 10 en un canal de pago. También Telecinco y Antena 3 han solicitado canales a los que habrá que suscribirse.

A este respecto son muchos los televisores que ni siquiera cuentan con sintonizadores apropiados para este tipo de servicios pues no se podría introducir en ellos la tarjeta de abonado.

Quizá por todo esto lo conveniente sería comprar no el reproductor más económico, que nos permita visualizar la televisión y ya está, sino aquel de prestaciones más avanzadas. Sólo así lograremos no tener que cambiar el sintonizador en un futuro muy cercano para poder estar al día y poder disfrutar de todas las posibilidades que nos ofrecerá la TDT.

El apagón analógico, que como hemos visto, concluirá el próximo 3 de abril de 2010 pero se irá aplicando de forma paulatina en todo el territorio nacional.

Cabe recordar que el primero de los ‘apagones’, como experiencia piloto, se llevó a cabo el 5 de abril de 2008 -casi dos años antes del apagón definitivo a nivel nacional- en la población de A Fonsagrada, en la provincia de Lugo.

El plan de pruebas continuó en julio de 2008 cuando gran parte de la provincia de Soria -incluida la capital- experimentó su entrada en la era digital. Desde entonces se han estado probando las emisiones y asegurando que todo estaría listo para la primera fase del apagón, la que tiene lugar hoy, 30 de junio de 2009.

En un principio, según los planes del ministerio de Industria, estaba previsto que afectase a 1.278 municipios de todos los tamaños y provincias de España.

Sin embargo, la primera fase llega con retraso y sólo podrá experimentarse en 556 municipios, algunos de gran tamaño como Zaragoza y Huelva capital. En total, casi cuatro millones de españoles verán la televisión de forma digital, únicamente, a partir de hoy. (En la imagen adjunta, zonas de España en las que la televisión digital es una realidad hoy).

faseunotdt.jpg

El segundo de los grandes apagones llegará el 31 de diciembre de este año. En esta fase se reengancharán aquellos municipios que no pudieron hacerlo hoy y además se sumarán otros 14,5 millones de personas.

Definitivamente, el 3 de abril de 2010 concluirá el proceso de transición que se inició allá por 2005 cuando se aprobó el lanzamiento de la TDT.

La TDT en los países de nuestro entorno

El primer país del mundo en realizar la transición completa de la era analógica a la digital fu e Luxemburgo. En el pequeño país centroeuropeo el cese de las emisiones analógicas tuvo lugar el 1 de septiembre de 2006. Ese mismo año también completó el paso a la era digital Holanda, aunque dos meses más tarde.

Finlandia, Suecia, Suiza y curiosamente, Andorra, fueron los únicos cuatro países del mundo que realizaron el apagón analógico durante 2007. Por su parte, Bélgica y Alemania completaron la transicion en 2008. Estados Unidos finalizó la era analógica el pasado 12 de junio y el resto de países europeos y de nuestro entorno se encuentran, como España, en sus fases de transición.

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor