Te enseñamos cómo NO hacer la instalación eléctrica de la puerta de tu garaje

Empresas

Si es que nos ponemos valientes y luego pasa lo que pasa.

Tienes casa con garaje propio y decides instalar un sistema automático de apertura de la puerta. Te acercas el fin de semana a tu templo del bricolaje favorito, compras el kit con el motor, el carril y todo el equipo y te plantas en casa. Pongamos que no tardas dos años en sacarlo de la caja y otros cuatro en instalarlo. Eres un tío hábil y emprendedor. Consigues colocarlo correctamente sin provocar daños estructurales en la edificación y ahora llega el momento de proporcionar electricidad. Nada que no se consiga con un cable. Uno largo. Con un par de empalmes. Advertimos a los auténticos profesionales del bricolaje que tras el salto hay un vídeo que puede herir su sensibilidad. Y aún hay más.

Como paradigma del “chicos, no hagáis esto en casa”, hoy tenemos un interesante e instructivo vídeo de cómo NO hay que hacer jamás una instalación eléctrica.



En este caso es la de dos motores para abrir sendas puertas de garaje, pero es de aplicación a infinidad de aspectos de nuestra vida cotidiana, porque confesemoslo, aquí el que más y el que menos ha estado cerca de algo parecido a lo que aparece ahí. Pero no es por torpeza. No. Es que nos gusta el riesgo, la emoción, la aventura, los desafíos tecnológicos.

Y sobre todo improvisar. ─Antonio Rentero [Break]

Lea también :