Tiltpod, el minitrípode magnético ultrafino

Empresas

No encontrarás un trípode más delgado.

Ni te enterarás de que lo llevas en el bolsillo pero te será de gran utilidad cuando necesites que tu cámara tenga estabilidad a la hora de hacer una fotografía. Sólo hay un requisito: necesitas algo metálico. Porque Tiltpod es un trípode magnético que se une a la parte inferior de tu cámara.

Ya habrás reparado en ese pequeño agujero en la parte inferior de tu máquina fotográfica que viene fenomenal para sujetarle un tornillo.

Lo habitual es emplearlo para colocar un trípode que otorgue estabilidad a la cámara, pero lo habitual también es que este tipo de accesorios, a pesar de ser plegables y de materiales ligeros, termina siendo un engorro a la hora de llevarlo a todas partes.

Si además tu cámara es una pequeña compacta tampoco tiene demasiado sentido andar por ahí con un trípode que pesa más que media docena de cámaras como la tuya. Ahí es donde llegan los chicos de Tiltpod. En ese agujero en forma de tuerca de la parte inferior de la cámara colocas el tornillo que termina en una semiesfera que encaja en el soporte magnético. Este se queda firmemente sujeto a cualquier superficie metálica (una barandilla, un coche, una farola…) y puedes ajustar la orientación de la cámara gracias a la forma semiesférica del accesorio.

La parte magnética puedes engancharla a la propia correa de la máquina para tenerla siempre a mano y si decides llevarla en el bolsillo ni te enterarás de dónde está. De hecho más vale que tengas buena memoria y recuerdes en qué bolsillo lo guardaste antes de empezar a buscarlo.

La base magnética, además, está recubierta en una goma especial que evitará que se produzcan arañazos en la superficie metálica donde lo fijes. Y lo mejor es que tampoco es demasiado caro, menos de 10 €. ─[ThinkGeek]

Read also :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor