Tuning extremo en la televisión japonesa

EmpresasInnovación

Esto es tuning y no lo de Parla. Un programa de la televisión japonesa para revista a distintos tuneos extremos. El más destacado, un Toyota Celsior UCF20 en el que un monje budista invirtió 12 años y 10 millones de yenes (unos 75.000 euros) para ponerle 24 monitores en su interior, alerones, puertas verticales y un capó dividido en dos mitades dentadas. Además, aparece una camioneta Batman, hortera y monumental, y un… rocket launcher. El cohete no llega muy lejos, pero aún así… El vídeo, después del salto.

— Rafa M. Claudín [Pink tentacle]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor