Un adolescente con síndrome de Asperger convence a la aviación inglesa de que tiene una línea aérea

Empresas

Al más puro estilo Lisbeth Salander, un adolescente de 17 años con síndrome de Asperger ha convencido a funcionarios de la aviación británica, entre ellos el director del aeropuerto de Jersey, y a algunas líneas aéreas de que estaba a punto de lanzar una nueva compañía aérea. Se hacía llamar Adam Tait y tenía a

Al más puro estilo Lisbeth Salander, un adolescente de 17 años con síndrome de Asperger ha convencido a funcionarios de la aviación británica, entre ellos el director del aeropuerto de Jersey, y a algunas líneas aéreas de que estaba a punto de lanzar una nueva compañía aérea. Se hacía llamar Adam Tait y tenía a sus órdenes a dos ejecutivos, David Rich y Anita Dash, que eran él mismo. Tait tenía oficinas virtuales, falsas webs comerciales y hasta publicó artículos en revistas del sector. Una de estas revistas, Airliner World, fue la que empezó a sospechar y la poli descubrió el pastel. Lo mejor es que llegó a reunirse con el director del aeropuerto de Jersey para hablar de su nueva compañía y resultó tan convincente como para preparar una segunda reunión. Sobre el mozo no caerá ninguna pena, salvo la pena de ver que su proyecto se viene abajo. — Rafa M. Claudín [Boing Boing]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor