Una explosión atómica ilumina tu escritorio

Empresas

Era el terror de toda una generación y ahora no es más que la excusa para una lámpara de diseño con la que iluminar el escritorio.

El hongo atómico, la explosión de una bomba nuclear, fue el “coco malo” que atemorizó a medio mundo durante la Guerra Fría, y aunque algunos ecos aún resuenan se ha desmitificado mucho el icono del horror que representa la peculiar forma de una de estas grandes explosiones. Hasta el punto de que ya hay lámparas atómicas. Y aún hay más.

No, la lámara atómica de Veneridesign Studio no funciona con plutonio, puedes estar tranquilo.

Funciona como todas las lámparas, conectando el enchufe a la corriente eléctrica, que hace que una bombilla se encienda en su interior. Pero la diversión llega cuando iluminada desde dentro la forma caprichosa de esta lámpara revela su asombroso parecido con el temido hongo nuclear. Creada a partir de técnicas de impresión en 3D lo que más miedo te va a dar va a ser el precio: 1.000 €. ─[Veneridesign StudioLaughing Squid]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor