Una nueva tecnología hace sensibles al tacto hasta las piedras (literalmente)

Empresas


Científicos de la universidad de Nottingham han desarrollado un sistema triple B (bueno, bonito y barato) que consigue que cualquier superficie sea sensible al tacto. Entre todas las superficies posibles es un misterio por qué han escogido precisamente una piedra para su demostración, pero lo cierto es que es clarificadora. Los ruiditos que parecen emanar de la propia piedra según la fuerza que imprimen los dedos sobre ella tienen un punto sobrecogedor y otro punto sugerente, que nos hace pensar en el efecto que tendría la tecnología aplicada a ciertas partes de la fisonomía humana.

Lo cierto es que una pequeña cámara recoge e interpreta los flujos sanguíneos que se producen bajo nuestras uñas cuando tocamos algo. No sólo es capaz de percibir que, en efecto, hay contacto, sino la intesidad del mismo. Los usos que sugieren sus creadores son tan altruistas como museos de Historia, pero la tecnología parece perfectamente viable en dispositivos comerciales. [NewScientistTech]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor