Volvo y su coche a prueba de daños para 2020

EmpresasInnovación


El primer paso de la DGT para evitar los cientos de muertos que se producen en carretera cada año es echar mano del carné por puntos y aumentar las multas para los conductores, imponiendo hasta penas de cárcel para según qué casos. El segundo podría ser sustituir los quitamiedos… o bien obligar a los fabricantes a crear coches más seguros. Volvo se adelanta preparando un coche virtualmente a prueba de daños físicos, a prueba de muerte, diría Tarantino, porque los daños físicos son inevitables en caso de que te estrelles. ¿Cómo lo hará?

Por un lado, haciendo sus vehículos más resistentes a los golpes. Por otro, metiendo un radar por aquí y un sónar por allá en el coche, de forma que se frene automáticamente en caso de colisión, reduciendo al menos 16 kilómetros por hora la velocidad del coche. ¿Funcionará con la deportiva conducción latina? ¿Nos hará más seguros o más temerarios? Será más o menos seguro para los que van dentro del coche pero ¿y para los otros coches no tan preparados? Todas las preguntas y las respuestas, para 2020, cuando Volvo espera tener listos sus coches súper seguros. — Rafa M. Claudín [Wired]

Autor: rmcdf
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor