xMax, la tecnología inalámbrica comprometida con el consumo de energía

CloudServidores

xMax soluciona uno de los retos a los que se enfrentan otras tecnologías inalámbricas como Wi-Fi o 3 G.

Aunque hay muchas esperanzas puestas en WiMAx y 3G para el envío de datos a alta velocidad a portátiles y teléfonos móviles, el mayor reto al que estas tecnologías se enfrentan es ser capaces de enviar grandes cantidades de datos a largas distancias sin agotar la batería.

El problema, de hecho, es simple. Cuando un usuario incrementa la capacidad o velocidad de la red, inevitablemente tiene que compensar la distancia con la cantidad de información. Aunque es cierto que se puede enviar mucha información a larga distancia, esto significa incrementar el consumo de energía, lo que agotará la batería de los dispositivos que envíen la información y la de los que lo reciban.

Según ha destacado Craig Mathias, analista de Farpoint Group, “el consumo de energía es el principal problema en cualquier aplicación móvil. Cuando más se capaz de preservar la vida de la batería, más valor tendrá la tecnología. El control sobre el consumo de energía abrirá la puerta a cada vez más aplicaciones para dispositivos móviles”.

La compañía que ha desarrollado xMax, xG Technology, tiene planeada una demostración pública de la tecnología. La prueba de fuego, que se realizará en septiembre, transmitirá datos a 40Mbps a lo largo de 24 kilómetros utilizando menos de un vatio de energía.

WiMax, a la que se describe como sucesora de Wi-Fi, alcanza unas distancias de casi 50 kilómetros y puede enviar los datos a una velocidad máxima teórica de 75Mbps. Pero hasta la fecha, el consumo de energía es tan alto que los receptores WiMax no se pueden utilizar en productos de consumo como portátiles, y mucho menos en dispositivos de mano como teléfonos móviles.

Incluso aunque la 3G acaba de empezar a ofrecerse en Estados Unidos, los operadores móviles ya están trabajando en Super 3G, que permitirá el despliegue de televisión y juegos interactivos a través de dispositivos móviles. Los fabricantes de terminales móviles ya trabajan en pantallas LCD de alta resolución para poder visualizar correctamente este tipo de contenidos, pero el consumo de energía permanece como un punto negro.

Según ha destacado Rick Mooers, presidente ejecutivo de xG Technology, “Xmax no luchará contra WiMax o 3G, sino que puede trabajar con ellas para reducir el consumo de energía de manera significativa. En los teléfonos móviles esto significaría poder tener tiempos de conversación comparables a los tiempos de reposo actuales”.

Para reducir el consumo de energía, xMax utiliza una técnica de modulación diseñada para permitir que más datos puedan ser transmitidos en el seno de una única onda. Por lo tanto, en lugar de utilizar más de 100.000 senos para transmitir un bit de datos, xMax utiliza un ratio 1:1, un seno por cada bit. Por otro lado, para solucionar el problema de la distancia, xMax utiliza canales de frecuencia en la cadena de los subgigahercios, que pueden penetrar en obstáculos como árboles o paredes.

Pero estos canales son muy estrechos, por lo que es difícil enviar grandes paquetes de información. Así que para solucionar este problema Joe Bobier, el inventor de xMax ha desarrollado una técnica que divide las transmisiones en múltiples canales y que se utiliza para establecer y coordinar el envío y recepción de las señales. Además, como los niveles de energía son mucho menores que los permitidos por la Comisión Federal de Comunicaciones, los datos se pueden transmitir sin interferencias.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor