8 apuntes para fundar una startup

Gestión empresarial

Actúa más, habla menos, minimiza riesgos, no te centres sólo en ti mismo, no te obsesiones con los detalles, relaciónate con el entorno, y estarás más cerca del éxito.

Montar una empresa propia es el sueño de muchos jóvenes (y no tan jóvenes) emprendedores. En el caso de las startups, existen algunas particularidades que es útil tener en cuenta. Y nada mejor que escuchar a personas que han fundado una startup y han logrado vivir de ella para caminar sobre seguro. Por ejemplo, siguiendo estos 8 consejos:

1. Disfruta de lo desconocido. Como es imposible saberlo todo, siempre deberás tomar alguna decisión sin conocer totalmente lo que sucede o lo que sucederá. Acostúmbrate a convivir con ello.

2. No te centres sólo en tí mismo. Esto implica no atribuirte todo el mérito cuando las cosas van bien, ni echarte toda la culpa cuando van mal. El equipo, las circunstancias e incluso la suerte tienen un papel importante en el éxito.

3. No hables, actúa. No seas como esas startups que no paran de hablar de todo lo que pueden hacer de forma prematura. Dedícate mejor a producir valor; lo que tu empresa hace y ha hecho es la mejor prueba de lo que puede llegar a ser.

4. No te obsesiones con los detalles. No es malo mirar el trabajo con lupa, pero aunque los detalles importan, llega un punto en el que es preferible dejarlos de lado y centrarte en las demás tareas pendientes.

5. Conoce la jerarquía de las startups. Una comunidad de startups se parece un poco a la escuela: hay novatos y veteranos. Cuando fundas una startup, establece buenos contactos con los que tienen más experiencia que tú; puedes aprender mucho más de lo que crees.

6. No te compares continuamente. No todas las startups van a ser el nuevo Facebook, ni falta que hace. Cuando leas noticias sobre el éxito de otras empresas, tomálas con reservas. A veces son más publicidad que otra cosa. Concéntrate en construir sólidamente tu propio negocio.

7. La última decisión es tuya. Podría resumirse como “mi empresa, mis reglas”. Pese a que escuchar consejos siempre es intersante, al final nadie conoce mejor tu startup que tú, por lo que las decisiones importantes las debes tomar por tí mismo.

8. No busques riesgos. El riesgo es una parte consustancial al lanzamiento de un nuevo proyecto, pero no una clave para lograr el éxito. Los buenos emprendedores no buscan asumir riesgos, sino minimizarlos.

Vía Pop Corner.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor