8 formas de encontrar al desarrollador front-end ideal

Gestión empresarial

Un desarrollador front-end determina el diseño y la experiencia de usuario de una web o app, por lo que elegir bien es fundamental. Pero, ¿cómo hacerlo?

Para cualquier empresa que disponga de un sitio web o una app, su desarrollador front-end es sin duda uno de sus empleados más importantes. Del encargado de la parte visible de la página dependen en buena parte el diseño y la experiencia de usuario y, como consecuencia, la imagen de marca de la compañía. ¿Cómo elegir a la persona adecuada? Varios empresarios del Young Entrepreneur Council ofrecieron a TNW sus consejos:

1. Evalúa su trabajo desde ambos lados. Además de evaluar el diseño y la experiencia de usuario de sus proyectos, también debes revisar su código. Esta es una buena manera de asegurarse de que se pueden ejecutar en un esquema de diseño y lo hacen con una base de código mínima. Menos líneas y un código más eficiente reducirán los tiempos de carga y de indexación, lo que ayuda a los usuarios y mejora el posicionamiento SEO.

2. Echa un vistazo a su cuenta en GitHub. Otra buena forma de evaluar a un desarrollador front-end es comprobar su cuenta de GitHub. GitHub es la plataforma donde los desarrolladores almacenan su código con el fin de tener un historial de cambios en los archivos o incluso para que otros desarrolladores puedan trabajar en el mismo proyecto.

3. Haz pruebas en vivo. De media, las empresas de Silicon Valley invierten entre 100 y 200 horas en contratar a un desarrollador. Se puede ser más eficiente en el proceso mediante el uso de pruebas de programación en el mundo real, que se puntúan de forma automática en una plataforma que pone a prueba a los desarrolladores.

4. Pídele que haga un test de Kolbe. La prueba de Kolbe ayuda a ver cómo alguien se esfuerza en su trabajo. A diferencia de un test de inteligencia o de personalidad, esta describe cómo alguien se acerca de forma natural a su trabajo. Uno de los aspectos que mide esta prueba es cuánto observan los datos una persona antes de tomar decisiones; los desarrolladores front-end tienden a ser mejores en su trabajo cuando buscan más hechos.

5. Pon a prueba tu producto. Es intersante ver lo que los desarrolladores potenciales podrían hacer para mejorar tu producto, observando si lo que hacen por su cuenta se alinean con tu marca.

6. Solicita una prueba de codificación en directo. Otra forma de evaluar la valía de los aspirantes es identificar un tema o problema común y asignar a los desarrolladores una prueba de 15 minutos en vivo para resolverlo. Mediante el uso de la pantalla compartida, puedes ver las opciones que están tomando, cómo identifican el problema, cómo se acercan a él, cómo lo resulven, para hacerte una idea predcisa de sus capacidades.

7. Habla con sus clientes anteriores. La mejor prueba de aptitud que podemos tener de un desarrollador de aplicaciones para usuario es hablar con clientes anteriores. El objetivo es obtener información sobre cómo los usuarios recibían el diseño de sus proyectos pasados.

8. Ofrécele un proyecto hipotético. Si el candidato a desarrollador front-end ha superado las pruebas anteriores, asignale un proyecto hipotético para crear una aplicación front-end convincente y eficaz. Naturalmente, este proyecto debe estar relacionado con sus proyectos de trabajo reales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor