¿Acabará Elop con Windows y Xbox si gobierna Microsoft?

Empresas
0 2

La idea de Stephen Elop sobre el futuro de Microsoft se centra en el software Office y deja de lado Xbox, Bing, e incluso el propio sistema operatvo Windows.

El pasado viernes, Bloomberg revelaba la idea que Stephen Elop, reciente CEO de Nokia y candidato a suceder a Steve Ballmer en la dirección de Microsoft, tiene sobre el futuro de la compañía. Una idea que pivota sobre el software y que deja de lado hardware recreativo como la consola Xbox, e incluso el propio sistema operativo Windows.

La posibilidad de romper con el sistema que hizo grande a la compañía parte de una base: los programas de software de oficina como Word, Excel y PowerPoint son muy populares, pero podrían serlo aún más si estuvieran disponibles en un espectro más amplio de teléfonos inteligentes y tabletas, que incluyera los que funcionan con iOS y Android. La negativa de Microsoft a adaptar Office a los terminales basados ​​en los sistemas operativos de Google y Apple no ha ayudado a extender el uso del software  en unos dispositivos que poco a poco van desplazando a los portátiles tradicionales.

La estrategia por la que apostaría Elop dejaría de lado al sistema propio de Microsoft, que no está consiguiendo en el mercado móvil el éxito que obtuvo en los PC durante los años 90. Una idea que no resulta tan sorprendente si tenemos en cuenta que en sus años como CEO de Nokia, Elop demostró que no consideraba imprescindible contar con una plataforma propia, liquidando Symbian, el software para teléfonos de la compañía, en 2010.

Ahora bien, el impulso a Office y el paso de Windows a un segundo plano no serían los únicos planes de Elop si llega a convertirse en CEO de Microsoft. Tres personas cercanas al directivo canadiense contaron a Bloomberg que Elop estaría dispuesto a vender o cerrar importantes áreas de negocio para mejorar el enfoque de la compañía. Entre ellas, estaría el buscador Bing, al que Elop considera un costoso esfuerzo de Microsoft para batir a Google en los motores de búsqueda. O la consola Xbox.

El caso de su división de videojuegos es más complicado. Microsoft ha hecho un gran esfuerzo para desarrollar su consola Xbox One, que  lanzará al mercado este mismo mes con títulos exclusivos como Ryse: Son of Rome. La estrategia de Ballmer era abandonar el software para centrarse en el hardware y los servicios, algo que no cuadra muy bien con potenciar Office y vender Xbox. Aunque el analista Rick Sherlund declaraba la semana pasada que Xbox y Bing eran máquinas de perder dinero que “no añaden ningún valor claro para el negocio en general”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor