Algo tan simple como una bolsa de plástico puede salvar una vida

EmpresasStartups
0 0

No os asustéis, aunque la foto de portada parezca una tragedia, en realidad se trata de uno de los pocos bebés prematuros de 26 semanas que ha logrado sobrevivir. Ha ocurrido en el Reino Unido y gracias a una bolsa de plástico para bocadillos que ha actuado de incubadora improvisada. Detalles del suceso a continuación.

Os preguntaréis por qué han usado una bolsa de plástico cuando hay unas incubadoras maravillosas en los hospitales. El problema es que algunas incubadoras están preparadas para bebés que tengan 28 semanas o más, por lo que nuestro bebé protagonista, que por cierto es una niña llamada Lexi, tuvo que usar una bolsa de plástico, algo más cotidiano pero igualmente efectivo.

La madre de Lexi fue sorprendida con unos fuertes dolores por lo que acudió urgentemente al Worcestershire Royal Hospital donde dio a luz. Vino al mundo con un peso de tan sólo 396 gramos y con un 10% de probabilidad de supervivencia.

Pero gracias a una idea genial propia de Macgyver se les ocurrió usar una bolsa de plástico de 15 cm para guardar bocadillos que usaban en la cafetería para mantener a Lexi caliente.

Tras pasar 3 días en el hospital fue trasladada a otro donde ha estado en recuperación 11 semanas. Finalmente volvió a casa el 3 de Septiembre encontrándose en perfecto estado de salud. Ole por Lexi, ole por el que tuvo la idea y ole por los fabricantes de bolsas de plástico.— Dani Burón [Telegraph]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor