Amazon Fire Phone: ¿quién debería temblar?

eCommerceEmpresasMarketingMovilidad
2 12

Amazon lanzó esta semana su rumoreado smartphone. ¿Su secreto? La app Firefly convierte el mundo en un escaparate.

Estaba claro que iba a pasar. Que Amazon lanzase un smartphone tenía sentido desde el momento en el que se volcaron en el mercado de los tablets, con ese objetivo claro de que los usuarios comprasen contenidos (y objetos físicos) en la tienda online. Llevaba rumoreándose meses y por fin esta semana pasó: Jeff Bezos salió al escenario con un Fire Phone en la mano. ¿Deberían Google y Apple tener miedo? ¿Hay lugar para un tercer jugador -dejando ya de lado a Windows Phone?

A primera vista es fácil pensar que no. El Fire Phone no es precisamente superior en especificaciones técnicas a otros smartphones del mercado. Está bien, pero ¿cuánta gente optará por este smartphone? Es el mismo problema con el que los Kindle Fire se encontraron cuando nacieron. ¿Hay de verdad mercado? Pero, al igual que en el caso de los tablets, hay que recordar qué es Amazon y a qué se dedica. Su objetivo es siempre otro.

Amazon no quiere romper el mercado de los smartphones, no quiere convertirse en el nuevo Android o iOS. Lo que Amazon quiere es que compres y que lo hagas en su tienda. En el Kindle Fire estaba claro: te daban el dispositivo en el que podrías jugar, ver películas, leer, o escuchar música. ¿Cómo llenarlo de contenidos? Teniendo siempre a mano (¿a dedo?) su propia tienda. Los márgenes son bajos o inexistentes porque el negocio está en lo que compres.

Con Fire Phone pasa algo similar, pero más a lo bestia. Desde el Kindle Fire podías ir a la tienda de Amazon de toda la vida (la de objetos físicos) y comprar, pero la tableta estaba más centrada en los contenidos digitales. Fire Phone quiere impulsar también la venta de cosas que no son necesariamente virtuales. El secreto, lo que realmente cambia las cosas, no son esos sensores que detectan cómo mueves la cabeza o esa pantalla 3D. La verdadera arma de Jeff Bezos es Firefly.

Convirtiendo el mundo en un escaparate

Firefly es una de las novedades que incluye el Fire Phone de Amazon y en la que confía la compañía para seguir en su camino de beneficios. Una app que se conecta a la cámara y micrófonos del smartphone y que reconoce objetos, sonidos, códigos QR, textos, libros, direcciones web y hasta obras de arte. Más de 100 millones de artículos que Firefly reconocerá y te permitirá comprar directamente desde el smartphone. En Amazon, claro.

Apple, Google y Samsung no tienen mucho que temer, pero los que estarán temblando posiblemente sean todos los propietarios de tiendas físicas. Amazon ya desestabilizó la industria editorial cuando lanzó el Kindle, pero si el Fire Phone tiene éxito el cambio podría ser todavía mayor. ¿Por qué? Porque de pronto los usuarios podrán empezar a usar Firefly en tiendas: comparar precios e incluso poder hacerse con el artículo en otra variedad (otro color, por ejemplo) que en la tienda no tienen en ese momento. Amazon no suele tener problemas de stock.

¿Utilizarán los usuarios del Fire Phone la app Firefly para esto? No cabe la menor duda. Si ya son cada vez más los usuarios que, estando en una tienda física, utilizan su smartphone para buscar determinado artículo y comparar precios en otras tiendas físicas o virtuales; tener una aplicación que lo hace de forma mucho más rápida y sencilla invitará a esas búsquedas comparativas que muchas veces terminarán compras en Amazon y en salir de la tienda con las manos vacías.

Fire Phone no va a cambiar el modo en el que usamos los smartphones (más allá de lo de la navegación girando el teléfono) y por lo tanto no supone una gran amenaza para la competencia. Lo que sí podría cambiar es cómo compramos. Alejarnos un pasito más de las tiendas físicas y caer, todavía más, en los brazos abiertos y envolventes de Amazon.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor