Apple, la siguiente en contar qué reveló al gobierno de EEUU

Empresas

Al igual que Facebook y Microsoft, Apple ha dado una cifra general que incluye qué información era de seguridad nacional y cuánta de casos rutinarios.

Apple es la última empresa en revelar el número de solicitudes que el gobierno le hizo sobre datos del cliente y, al igual que Microsoft y que Facebook, la de Cupertino ha combinado el número de solicitudes relacionadas con la seguridad nacional con las solicitudes de rutina de los usuarios, así que no se puede saber a qué cantidad ascienden las de cada tipo.

Según ha desvelado Apple, la empresa recibió entre 4.000 y 5.000 solicitudes de los agentes federales, estatales y locales de Estados Unidos entre el 1 de diciembre de 2012 hasta el 31 de mayo de 2013. Esta cantidad de solicitudes abarca entre 9.000 y 10.000 dispositivos de usuarios. Esta información podía ser usada para asuntos de seguridad nacional o bien para investigaciones penales. 

Según una nota publicada por Apple en su página web sobre el caso Prisma,”las solicitudes más comunes  recibidas por Apple de las autoridades eran las relacionadas con la investigación de robos y otros delitos, también con la búsqueda de niños desaparecidos o con el objetivo de localizar a personas enfermas con alzheimer que se habían perdido. Algunas de las solicitudes tenían como objetivo la prevención de un suicidio.

Para justificarse, Apple afirma que “independientemente de las circunstancias, nuestro equipo legal lleva a cabo una evaluación de cada solicitud y, si procede, se entrega la información a las autoridades” aunque añade que “de vez en cuando, si vemos inconsistencias o inexactitudes en la solicitud, nos negaremos a cumplirla”.

Por lo general, las solicitudes hechas por razones relacionadas con la seguridad nacional deben mantenerse en secreto, por lo que hasta el momento, ni Microsoft, ni Facebook ni Apple han revelado nada al respecto. Sin embargo, a raíz de la controversia en torno a la Administración Nacional de Seguridad (NSA), las empresas han sentido la presión de ser más explícito sobre sus relaciones con la agencia gubernamental secreta.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor