Apple se hace con VocalIQ

Adquisiciones y FusionesEmpresasStartups

Esta startup británica cuenta con un software para el procesamiento del lenguaje natural que podría ayudar a mejorar Siri.

Los cazatalentos de Apple no descansan. La empresa de la manzana ha adquirido una nueva startup. En este caso la empresa de Tim Cook ha viajado hasta Reino Unido para hacerse con VocalIQ, una compañía que cuenta con un software de inteligencia artificial para el procesamiento del lenguaje natural.  

La web de la startup explica un poco más su funcionamiento: “Cada vez que tu app se utiliza esta se hace un poco más inteligente. Las conversaciones anteriores son fundamentales para su proceso de aprendizaje, permitiendo que el sistema comprenda mejor las solicitudes futuras y, a su vez, reaccione de forma más inteligente. Como desarrollador, tienes la capacidad de cambiar la interpretación o el comportamiento de su sistema directamente en la aplicación”.

No se sabe muy bien qué puede hacer Apple con esta tecnología, pero por su naturaleza, se deduce que puede servirle a la firma para mejorar su asistente virtual Siri. Gracias a su fortaleza en el procesamiento del lenguaje natural, el ‘mayordomo’ de iOS podría entender mejor lo que le piden sus usuarios y aprender sobre la marcha. Incluso podría adquirir más inteligencia respecto a las aplicaciones y contactos que sugiere, según se hace eco Business Insider.

Desde Apple se han limitado a lanzar su comunicado habitual para este tipo de operaciones, en el que no confirman ni desmiente la compra. “Apple compra compañías de tecnología más pequeñas de vez en cuando y, por lo general, no discutimos nuestros propósitos o planes”.

La cantidad que habrían desembolsado los de Cupertino por VocalIQ tampoco se ha hecho pública.

Tan solo hace un par de semanas que Apple ha comprado otra startup. Se trata de Mapsense, que cuenta con una tecnología para buscar y visualizar grandes conjuntos de datos de localización en los mapas.

vocaliq-logo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor