Aumentar los métodos de pago, clave para la expansión del mcommerce

Empresas

Los consumidores demandan más opciones de métodos de pago y que los pagos móviles sean aceptados por más comercios minoristas para utilizar más el mcommerce.

Los consumidores están dispuestos a usar más sus smartphones para comprar, pero necesitan que los vendedores, bancos y operadoras se lo pongan más fácil. Así lo revela un estudio realizado por SAP, que recoge que 8 de cada 10 consumidores demandan más interacciones móviles con bancos, operadoras de telecomunicaciones, comercios minoristas, desarrolladores de aplicaciones y otras empresas.

El estudio, realizado por Loudhouse Consultancy entre 12.425 personas de 17 países para la firma alemana, advierte de que actualmente la demanda de servicios de comercio móvil no está siendo atendida de manera adecuada. Los consumidores quieren más servicios de comercio electrónico a través de sus teléfonos, a pesar de las barreras que se encuentran.

No obstante, los consumidores cada vez utilizan sus teléfonos para una mayor variedad de servicios de comercio móvil, como la búsqueda de productos, la respuesta a promociones, las consultas a servicios de atención al cliente y el envío de la lectura de contadores a las compañías de energía.

Los mercados emergentes, como China, Sudáfrica o Arabia Saudí, presentan una mayor predisposición al cambio: hasta el 96% de los encuestados reconoce su intención de usar el smartphone para comprar bienes o servicios. Un porcentaje bastante menor, el 59%, en el caso de los mercados maduros.

Según el estudio, los consumidores aumentarían aún más el uso de los servicios de mcommerce sobre todo si tuvieran más opciones de métodos de pago (64%). También ayudaría que los pagos a través del móvil fueran aceptados por más comercios minoristas (51%), que los usuarios recibieran actualizaciones sobre el estado de sus pedidos de forma regular (41%) y que el mcommerce se incentivara más por parte de las marcas y servicios (32%).

Entre las barreras que encuentran para recurrir más al comercio móvil, destaca la complicación de tener que introducir una gran cantidad de información personal, un problema para el 46% de los encuestados. La precocupación sobre la seguridad (45%) y la falta de acceso a Internet en el momento de la transacción (43%) son otros  factores importantes.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor